Publicado: 07.05.2015 21:01 |Actualizado: 07.05.2015 21:05

La Policía detiene a otros dos técnicos de Movistar que continúan la huelga

Ya son nueve los arrestados por supuestos sabotajes al cableado de la multinacional en Torrejón de Ardoz y Moratalaz.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Técnicos de Movistar protestan ante la sede de la multinacional en Madrid.- JAIRO VARGAS

Técnicos de Movistar protestan ante la sede de la multinacional en Madrid.- JAIRO VARGAS

MADRID.- La Policía ha detenido este jueves en Madrid a otros dos hombres por supuestos sabotajes a instalaciones de Telefónica-Movistar y otros medios materiales durante la huelga de técnicos de subcontratas que trabajan para la multinacional, por lo que se elevan a nueva los arrestados desde que CCOO y UGT llegaran a a un acuerdo con las contratas y desconvocaran sus jornadas de huelga previstas para este mes.

Fuentes policiales han indicado que los dos detenidos -uno esta mañana y otro esta misma tarde- están acusados de daños graves al cableado telefónico, con cortes que dejaron sin conexión a cientos de usuarios.

Los nueve arrestados son todos hombres, a los que se les imputan delitos contra los derechos de los trabajadores y daños.

Fuentes de la operación Muro, que está llevando a cabo la Brigada Provincial de Información en colaboración con la Brigada Local de Información de Torrejón de Ardoz, aseguran que se ha constatado la participación de los detenidos en sabotajes a instalaciones de Telefónica y en coacciones, amenazas y daños contra trabajadores de las subcontratas.

La huelga fue convocada a partir del 28 de marzo pasado, en principio en Madrid, a través de los sindicatos AST, CGT y CO.BAS, y el día 7 de este mes se extendió a todo el territorio nacional.

Durante abril, los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO también convocaron la huelga y el martes las dos centrales llegaron a un acuerdo con las subcontratas de Telefónica y desconvocaron los paros de siete días que habían previsto.

Entre las acciones que se atribuyen a los detenidos figuran cortes de cableado, que una vez reparados volvían a producirse y que, según las mismas fuentes, dejaron en algún momento sin conexión a servicios esenciales como el hospital 12 de Octubre de Madrid o el sistema que da cobertura a las comunicaciones de las fuerzas de seguridad del Estado.