Público
Público

Y tú, ¿te pondrías un vestido hecho de proteínas de leche?

Una pyme de gallega capitaneada por tres mujeres ha lanzado una firma de moda de mujer realizada con materiales inusuales: proteína de leche, fibra de madera de eucalipto, botellas de plástico recicladas..

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alazia Couture, la marca de ropa que confecciona sus prendas con proteína de leche.

Habíamos oído hablar de la ropa hecha con plástico reciclado. Novedoso, por supuesto,y totalmente respetuoso con los recursos del planeta, cada vez más escasos. Pero lo de llevar una falda confeccionada con proteína de leche suena menos. Y no digamos una camiseta fabricada con fibra de madera de eucalipto.

¿Ciencia ficción? En absoluto: es una realidad que llega del norte de España, en concreto, de Galicia. Allí, tres emprendedoras que ya contaban con experiencia en el sector textil, han lanzado Alazia Couture, una firma de moda femenina que cuenta con una primera colección en el mercado.

Tania Aira, Tania Taboada y Carmen Louzao llevan con este negocio apenas un año:
“Una de nosotras es diseñadora, yo estoy especializada en el área internacional del textil y la tercera lleva la dirección comercial. ¿Cómo surgió la idea? Nos percatamos de queen este sector faltaba una alternativa sostenible, ecológica, pero que siguiera manteniendo el concepto de moda”, comenta Tania Aira. “En definitiva, somos una alternativa a la moda convencional hecha con materiales muy especiales que además, son beneficiosas para la piel, porque hay mucha gente que tiene alergias a los productos químicos”, añade.

En su colección tienen dos gamas, la que va por el lado natural y la
de los materiales regenerados.
En el natural estarían las prendas realizadas con lanas orgánicas, algodones orgánicos, proteína de leche, fibra de madera de eucalipto. Y en el regenerado, los plásticos reciclados, la lana regenerada, etc.

Alazia Couture, la marca de ropa que confecciona sus prendas con proteína de leche.

El primer tejido especial que encontraron es el elaborado con proteína de leche. Lo
localizaron en Italia, donde están algunos de sus proveedores, aunque también los tienenen Japón o Turquía. La tela que se obtiene con la proteína de leche tiene apariencia brillante y un tacto similar a la seda. Además, es antibacteriano, hipoalergénico y según afirman, retiene la hidratación de la piel.

Pero, ¿cómo se obtiene un tejido de una proteína de la leche?: “La proteína contenida en la leche,  llamada caseína -que son los sólidos blancos que se acumulan sobre la leche agria- se seca hasta formar una especie de harina. Esa harina se mezcla con agua y se amasa. Posteriormente para fabricar la fibra, se colocan en una máquina mezcladora la caseína, el agua y otras sustancias
naturales, como, por ejemplo, cera de abejas. A través de un proceso mecánico se
trabaja hasta obtener un filamento que luego se transformará en hilo y posteriormente se hilará la tela para confección de prendas”, explica Tania.

Las prendas se confeccionan entre talleres artesanales del norte de Portugal y de Galicia.“Uno de los principales problemas que tuvimos al arrancar la actividad fue la de formara los talleres. Al ser telas muy delicadas requieren de una forma distinta de trabajar”, comenta una de las creadoras de la empresa. 

La primera colección, que ya está en tiendas, es pequeña: un total de 20 referencias (en moda convencional suelen tener unas 200). La de invierno que saldrá tendrá unas 40 y la siguiente, entre 40 y 70. “Ese será nuestro tope, son colecciones muy especiales”, comenta. Sin embargo, se venden en tiendas multi-marcas convencionales, no quieren ir por distribuidores ecológicos: “Es una forma de acercar esta moda a todo tipo de públicos”, explica la responsable del área internacional de la marca.

En España pueden encontrarse sobre todo en el norte y en alguna tienda de Madrid.

Alazia Couture, la marca de ropa que confecciona sus prendas con proteína de leche.

Fuera, están en México, Dinamarca, Alemania… Alazia Couture ha entrado en un
programa de aceleración de empresas de Galicia que inyectará financiación a las tres emprendedoras, en concreto a través de un préstamo participativo que ellas van a utilizar para potenciar la internacionalización.

Y, ¿de precio? ¿cuánto valen estas prendas tan singulares? “Las materias primas son más caras, evidentemente, pero dan una prenda de mayor calidad y durabilidad. Es un precio medio, que no es el de la fast fashion claro está. La prenda más cara de esta primera colección es la de una gabardina hecha con botellas de
plástico. Está en 189 euros”, comenta a este diario Tania Aria.

Estos tejidos inteligentes a la vez que respetuosos con la piel y el entorno se pueden meter en la lavadora y planchar, sin problemas. En la siguiente colección incorporarán además prendas hechas con lanas regeneradas y nuevos tintes naturales como el obtenido de la gardenia.