Publicado: 25.10.2016 19:03 |Actualizado: 25.10.2016 19:03

Popular reduce a 2.592 los trabajadores afectados por el ERE y mejora sus condiciones

El banco calcula que 1.700 empleados podrían adherirse al plan de excedencias voluntarias remuneradas con garantía de retorno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Oficina del Banco Popular

Oficina del Banco Popular

MADRID.- Banco Popular ha reducido un 10% el número de personas que se verán afectadas por el proceso de reestructuración al que hace frente la entidad, pasando de unos 2.900 empleados a 2.592, y ha mejorado sus condiciones tras mantener una reunión con los sindicatos.

En concreto, ofrecerá a los trabajadores con 59 o más años de edad a 31 de diciembre de este año el 80% del salario neto anual pensionable de convenio colectivo, descontada la Seguridad Social a cargo del empleado, cuando hace una semana les ofrecía el 75% del salario neto anual.

Esta mejora de cinco puntos porcentuales también se ha aplicado a los colectivos de empleados con 58 años de edad a 31 de diciembre de 2016, acotado a 120 personas, a los que ofrece el 75% del salario neto anual, frente al 70% anterior; y a los empleados con edades comprendidas entre los 55 y los 57 años a final de ejercicio, acotado a 80 personas, a los que ofrece un 70% del salario, frente al 65% anterior.



El banco da derecho a los empleados con edades comprendidas entre los 50 y 54 años de edad a recibir una indemnización bruta equivalente a 33 días del salario regulador por año de servicio, con un límite de 20 mensualidades. En la propuesta anterior, la oferta incluía 30 días de salario regulado por año de servicio, con un límite de 18 mensualidades.

Mientras tanto, los empleados con menos de 50 años de edad que se vean afectados por estos ajustes tendrán derecho a recibir una indemnización bruta de 30 días por año trabajado durante 18 mensualidades, a diferencia de los 28 días por año trabajado con un máximo de 15 mensualidades de la oferta anterior.

Ángel Ron, presidente del Banco Popular. / EUROPA PRESS

Ángel Ron, presidente del Banco Popular. / EUROPA PRESS

Excedencias voluntarias 

Por otra parte, la entidad que preside Ángel Ron amplía la propuesta de excedencias voluntarias remuneradas con garantía de retorno al banco y la extiende a un máximo de 125 solicitantes con 10 o más años de antigüedad y menores de 50 años de edad. El periodo inicial será de tres años, prorrogable por un año adicional en función de las necesidades de la entidad, con una asignación de 10.000 euros anuales.

El banco cuenta en la actualidad con cerca de 1.700 empleados con 59 años o más por lo que, incluyendo los 200 empleados a partir de 55 años susceptibles de acogerse a estas medidas y los 125 profesionales que podrían adscribirse a las excedencias voluntarias remuneradas con garantía de retorno, serían aproximadamente 600 los empleados incluidos en el proceso de bajas incentivadas.

Movilidad geográfica

Banco Popular también ha mejorado las condiciones que ofrece a los empleados que se verán afectados por las medidas de movilidad geográfica.  Así, entre 26 y 100 kilómetros de distancia a la oficina de destino, la compensación económica mediante un pago único proporcional a la distancia se mejora hasta un máximo de 2.000 euros, frente a los 1.500 anteriores.

Mientras, a partir de 100 kilómetros, la compensación económica mejora y contempla un pago único proporcional a la distancia por una cantidad comprendida entre los 2.000 y los 6.000 euros, manteniendo en el 12% el número máximo de personas a las que se puede aplicar esta medida sobre el total de personas afectadas.

El banco ha garantizado que continuará con el ajuste de la forma acordada con las secciones sindicales de Popular y Pastor. Este proceso de reestructuración, enmarcado en el proceso de optimización operativa, contempla un ahorro de costes estimado en 175 millones de euros a partir de 2017.

Etiquetas