Público
Público

Popular sufrió una fuga de 18.000 millones en depósitos en las últimas semanas 

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que en la operación era más importante pensar en los depositantes y ahorradores que en los accionistas de Banco Popular. El Banco Central Europeo justificó la decisión por "un deterioro significativo de la situación de liquidez de la entidad".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer saca dinero en un cajero de una entidad del Banco Popular que si sitúa junto a otra del banco Santander. REUTERS/Albert Gea

Banco Popular ha sufrido en las últimas semanas una fuga de depósitos de alrededor de 18.000 millones de euros que ha desembocado en la venta de la entidad a Santander por un euro, tal y como explicaron dos fuentes cercanas a la situación.

Aunque por el momento no se ha hecho público un dato de salida de fondos, el Banco Central Europeo justificó la decisión de la resolución en "un deterioro significativo de la situación de liquidez de la entidad".

En su balance a marzo, Popular declaraba una cifra de depósitos de clientes de algo más de 79.000 millones de euros.

"El significativo deterioro de la situación de liquidez del banco en los últimos días llevó a determinar que, en un futuro próximo, la entidad no podría hacer frente a sus deudas o a otros pasivos a su vencimiento", dijo el BCE el miércoles.

Popular llevaba varias semanas negociando una compra urgente para sanear su balance, pero la salida de depósitos y la falta de ofertas competitivas a la vista de la situación de su balance forzó el calendario y llevó a la resolución.

Las acciones del banco habían caído más de un 50 por ciento en las últimas cuatro jornadas y llevan semanas desangrándose entre insistentes rumores sobre su supervivencia y con sus responsables y autoridades políticas y bancarias negando que la entidad tuviese problemas de solvencia.

"Los depósitos están más garantizados que antes"

Por su parte, Luis de Guindos ha explicado que "la salida de depósitos fue muy intensa y llega un momento en el que un banco si no tiene liquidez no puede abrir al día siguiente".

El ministro de Economía ha explicado que era más importante pensar en los depositantes y ahorradores que en los accionistas de Banco Popular. 

Luis de Guindos, ha asegurado que los depósitos de Banco Popular están "más garantizados que antes" y que la entidad cuenta con todos los elementos para continuar operando dentro de Grupo Santander.

En declaraciones a los medios, el ministro ha destacado que tanto los clientes como los depositantes, los ahorradores y los trabajadores de Banco Popular "tienen que estar hoy mucho más tranquilos que hace unas semanas", ya que ahora la entidad "forma parte de un grupo muy sólido como es el Banco Santander".

"Tenemos todos los elementos para que efectivamente Banco Popular, dentro del Grupo Santander, pueda continuar con sus operaciones", ha afirmado.

En este sentido, De Guindos ha destacado que la operación de compra de Popular por Santander no ha contado con ningún tipo de ayuda ni apoyo público, una situación que "no hubiera sido posible si la economía española no tuviera los pilares que tiene en este momento".

"En los años 2012 o 2013, una situación como esta hubiera tenido un efecto totalmente diferente, no ha habido ningún tipo de contagio ni de impacto sobre el resto del sistema financiero, ni sobre la prima de riesgo, ni sobre las perspectivas de crecimiento de España, y eso es consecuencia de que los fundamentos de la economía española son hoy mucho mas sólidos", ha explicado.

El titular de Economía también ha calificado de "buena noticia" que la unión bancaria "ha funcionado claramente", lo que supone "un elemento de confianza a futuro sobre lo que es el proceso de integración financiera, económica y política en Europa".

Respecto a los aproximadamente 300.000 accionistas que van a perder el dinero que tenían invertido en Banco Popular, De Guindos ha señalado que la caída de la acción es una cuestión que venía produciéndose desde hace bastante tiempo y ponía de manifiesto que la confianza se estaba perdiendo. Sin embargo, considera que lo importante son los depositantes y ahorradores, que "se han salvado completamente", ha concluido.