Publicado: 11.09.2015 10:03 |Actualizado: 30.09.2015 11:44

Los precios bajaron un 0,4% en agosto por la bajada de gasolina y luz

El INE confirma que la tasa del IPC de agosto empeoró cinco décimas respecto a la de julio y que después de dos meses en positivo, la tasa anual de la inflación vuelve a ser negativa 

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

MADRID. —El índice de precios de consumo (IPC) registró en agosto, después de dos meses en positivo, una tasa anual negativa del 0,4% debido al abaratamiento de los carburantes y de la electricidad, ha publicado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa del IPC de agosto empeoró cinco décimas respecto a la de julio, cuando los precios subieron el 0,1%, y está en línea con la registrada en el octavo mes del año 2014 (-0,5%).



El INE ha confirmado el dato adelantado hace dos semanas, que rompía con la breve y suave recuperación de los precios experimentada en los meses de junio y julio (0,1%), volviendo a situarlos en el terreno negativo en el que estaban desde hacía casi un año.

En agosto, los precios del transporte bajaron interanualmente un 5,4%, casi dos puntos más que el mes pasado, debido al mayor abaratamiento de los carburantes y lubricantes, en tanto que los de la vivienda disminuyeron el 1,9 %, casi dos puntos más, por el descenso de la electricidad frente a la subida de un año antes.

El INE también resalta, aunque en menor medida, la bajada de los precios del gasóleo de calefacción, mayor que la de agosto de 2014.

Pese a la caída general de los precios, destaca el buen comportamiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas, que aumentaron el 1,9%, con una mejora de cinco décimas, por el encarecimiento de las legumbres y hortalizas frescas y, aunque en menor medida, de los aceites, que se abarataron en agosto de 2014.

En cuanto a la inflación subyacente, es decir, una vez eliminado el efecto de los alimentos frescos y la energía, los precios aumentaron el 0,7%, una décima por debajo del mes anterior, de manera que encadena 10 meses seguidos por encima del IPC general.

En tasa mensual, los precios han disminuido el 0,3% durante agosto, tasa que modera la registrada en julio (-0,9%) y que contrasta con el alza que mostraron en el mismo mes del año pasado (0,2%).

Este comportamiento ha sido consecuencia de la caída del transporte, por el abaratamiento de carburantes y lubricantes; de la vivienda, por la bajada de la electricidad, del gasóleo para calefacción y del gas; y del vestido y calzado, que recoge la evolución del último mes de rebajas.

No obstante, durante agosto empujaron al alza los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, por el incremento de las frutas frescas, las legumbres, hortalizas y pescado fresco y los aceites; los hoteles, cafés y restaurantes y el ocio y la cultura, por la buena evolución de los viajes organizados.

Bajada en todas las Comunidades Autónomas

En tasa interanual, los precios han experimentado un comportamiento a la baja en todas las comunidades autónomas y sólo se mantienen en terreno positivo en Baleares, donde subieron el 0,2 %, cuatro décimas menos que en julio, mientras que los precios cayeron con mayor intensidad en Extremadura y Castilla-La Mancha (0,9 %).

El peor comportamiento lo registra Cantabria, cuyos precios bajan el 0,8%, siete décimas más que el mes pasado; mientras que Canarias es la que menos empeora, al caer el 0,5%, sólo dos décimas más.

En cuanto a la variación anual del IPC Armonizado —que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro— muestra un retroceso en agosto del 0,5%.

Esta caída representa un empeoramiento de cinco décimas respecto a la tasa registrada el mes anterior (0%) y contrasta con el crecimiento del 0,2% contabilizado en la Unión Monetaria.

En tasa mensual, este indicador armonizado ha registrado un descenso del 0,4% en agosto.