Publicado: 15.12.2015 12:42 |Actualizado: 15.12.2015 14:58

Los precios siguen en negativo en noviembre, aunque moderan su caída

La luz y las gasolinas llevan la tasa interanual del IPC hasta el -0,3%. En el mes, la inflación sube un 0,4%

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Un conductor reposta en una gasolinera de Madrid. EFE

Un conductor reposta en una gasolinera de Madrid. EFE

MADRID.- La evolución de los precios de consumo en España siguió en territorio negativo en el mes de noviembre en un contexto de debilidad del crudo, aunque una progresiva recuperación de la demanda contribuía a frenar el retroceso. El IPC interanual del mes de noviembre experimentó un descenso del 0,3%, frente a una caída del 0,7% en octubre, según dijo el martes el Instituto Nacional de Estadística, en línea con la estimación inicial y con la previsión de los analistas.

Aunque se trataba del cuarto mes consecutivo en negativo (tras el tímido repunte de junio y julio, que llegaba tras once meses de caídas), la subida de los precios de la electricidad y la estabilidad de los carburantes y lubricantes permitieron moderar los descensos.



En términos mensuales, la variación del índice general es del 0,4%.  La tendencia alcista se apreció también en los precios subyacentes (que excluyen elementos más volátiles como derivados del petroleo y los alimentos sin elaborar), con una subida del 1% noviembre frente al 0,9% de incremento el mes anterior, encadenando ya 12 meses en positivo.

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Íñigo Fernández de Mesa, se ha mostrado convencido de que la inflación acabará el año cerca de cero.

El secretario de Estado de Economía, Iñigo Fernández de Mesa. E.P.

En una rueda de prensa, Fernández de Mesa ha asegurado que la tasa del -0,3% se explica en su práctica totalidad por la evolución de los precios de los carburantes y combustibles y la energía eléctrica, aunque también han influido los precios de los bienes industriales no energéticos.

El secretario de Estado ha asegurado que la demanda interna está funcionando y se está comportando de forma "dinámica", lo que demuestra que la caída de precios se debe a un shock de oferta positivo para España.

El 2016 la inflación será baja, pero positiva, lo que supone una buena noticia para el consumo porque pensionistas, consumidores y familias registrarán un aumento de su poder adquisitivo.

De hecho, Fernández de Mesa ha asegurado que en el último trimestre de este año la economía se está acelerando gracias a la fortaleza del consumo y la inversión, por varios factores como el precio del crudo o la rebaja fiscal, entre otros.