Público
Público

El presidente de Duro Felguera ofrece a la banca su dimisión para desbloquear las ayudas

Los bancos acreedores exigen a los accionistas que se sientan en el consejo que avalen con su patrimonio personal el 50% de los 31 millones de dinero nuevo que piden para mantener la supervivencia de la empresa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ángel del Valle, presidente de Duro Felguera, en la última junta de accionistas de la compañía asturiana. E.P.

El presidente de Duro Felguera, Ángel del Valle, está dispuesto a cesar en su cargo si con esta medida la banca acreedora desbloquea los avales que permitirían la supervivencia de la empresa. Así se planteará en la reunión que celebrarán ambas partes este jueves, en Madrid, según fuentes próximas a la empresa.

La banca acreedora de Duro Felguera ha pedido que los accionistas que se sientan en el consejo, empezando por el propio Del Valle, avalen con su patrimonio personal el 50% de los 31 millones de dinero nuevo que piden, o de lo contrario no desbloquearán esta línea de avales.

Sin embargo, los consejeros se resisten a poner garantías recurriendo a su patrimonio personal. A cambio, en la reunión de este jueves propondrán que Del Valle, al que la banca considera "parte del problema y no de la solución" de la empresa, abandone su actual cargo y pase a ser un consejero no ejecutivo.

El consejero independiente Acacio Rodríguez, interlocutor de los bancos en las negociaciones para la reestructuración financiera, sería la persona de consenso para ocupar la presidencia de la compañía.

De hecho, el relevo en la presidencia de la firma asturiana se trató en la última reunión celebrada la pasada semana por el consejo de administración. Entre los consejeros había en principio consenso sobre esta cuestión. Sin embargo, cuando todo indicaba que Del Valle iba a ceder el pulso, el empresario reculó en el último momento y el acta del consejo no fue firmada.

La banca acreedora de Duro Felguera ha aceptado prorrogar hasta el 15 de enero de 2018 el acuerdo de espera (standstill), que expiraba el 30 de septiembre, al objeto de dar oxígeno a la firma para poder sortear su inviabilidad.

Duro Felguera ha comunicado que Banco Cooperativo Español y Liberbank, las únicas entidades que quedaban por sumarse al convenio de prórroga, han decidido finalmente adherirse al mismo.

El pasado 29 de septiembre Santander, Caixabank, Sabadell y Popular suscribieron con la firma asturiana una prórroga del acuerdo de espera, pero sujeta a que antes del 6 de octubre se sumaran Bankia, BBVA y la financiación sindicada de Núcleo y a que antes del 26 de octubre lo hicieran Banco Cooperativo Español y Liberbank.

Finalmente, todas las entidades se han adherido al convenio de prórroga dentro de los plazos establecidos. Durante la vigencia del mismo, la firma seguirá con el proceso de negociación sobre vencimiento de deuda y garantías comerciales.

Con este nuevo plazo de espera, la compañía gana tiempo para impulsar los proyectos en marcha y negociar con posibles interesados en su adquisición. La exposición total de la banca a Duro Felguera, incluidos avales, asciende a unos 1.068 millones.

La deuda de Duro Felguera en balance correspondiente al Santander y a su filial Banco Popular asciende a 164,9 millones, la de la Caixa a 33,4 millones, la de Bankia a 25,9 milllones, la de Sabadell a 61,72 millones, la de BBVA a 23,38 millones y la de Liberbank a 25 millones.