Público
Público

El presidente de la patronal, dispuesto a darle un "empujón" a los salarios más bajos

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, reconoce que es "imposible" para una familia vivir con un sueldo de 800 euros al mes y admite que los más bajos suban más que el resto, incluso por encima del 2,5%, el tope máximo fijado en su propuesta salarial. Los sindicatos reclaman una subida del 3%.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los dos jefes de la patronal: Juan Rosell (CEOE) junto a Jesús Terciado (CEPYME). | EFE

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha admitido este miércoles en una entrevista en el programa Hoy por hoy de la cadena SER que es "imposible" que una familia pueda vivir con un sueldo de 800 euros al mes. Por eso, el jefe de la patronal se ha mostrado dispuesto a negociar con los sindicatos que los salarios más bajos suban más que el resto, incluso por encima del 2,5%, el tope máximo fijado en su propuesta salarial para el acuerdo de negociación colectiva.

Rosell, en declaraciones a la cadena SER recogidas por Europa Press, ha reconocido que existe "una cantidad de gente muy importante" con salarios muy bajos.

"Quizá, de cara a los acuerdos con los sindicatos, ha llegado el momento de hacer planteamientos distintos para los salarios muy bajos y los no tan bajos, aceptando incrementos muchísimo más importantes para los salarios bajos", ha apuntado Rosell.

Sindicatos y patronales están intentando cerrar el acuerdo de negociación colectiva para 2017, para el que los sindicatos han planteado una subida salarial de entre el 1,8% y el 3%, frente al incremento de entre el 1% y el 2,5% (medio punto vinculado a productividad) que plantea la patronal.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, instó ayer a subir los salarios en España para fortalecer la recuperación, acompasándolos al ritmo de creación de empleo.

Rosell ha señalado este miércoles que los empresarios están dispuestos a darle un "empujón" a los salarios más bajos para que vayan subiendo paulatinamente. Preguntado por si estaría dispuesto a que la subida fuera superior al 2,5%, Rosell ha afirmado que "podría hablarse".