Público
Público

Presupuestos del Estado 2017 El Gobierno promete recaudar lo mismo que antes de la crisis y crear 506.000 empleos

Montoro y Guindos aseguran que las cuentas públicas de 2017 permitirán que la economía crezca hasta un 2,5% del PIB y que la tasa de paro pase del 18,6% al 16,6%. Permitirán, también según los dos ministros, que, por fin, tras una década, el Estado recaude en 2017 lo mismo que recaudó en 2007. Montoro anuncia un prestámo del Estado a la Seguridad Social para pagar las pensiones. 

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:

El ministro de Economía, Luís de Guindos, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaria, el ministro de Cultura y portavoz del Gobierno,Íñigo Méndez de Vigo, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de izquierda a derecha. | EFE

Ya se ha dicho más de una vez aquí: los Presupuestos Generales del Estado son una herramienta muy precisa para determinar no sólo cómo ve el Gobierno de turno la economía, sino cómo ve el país en general y qué espera que suceda con sus ciudadanos.

Atendiendo a las explicaciones de Luis de Guindos, ministro de Economía, y de Cristóbal Montoro, titular de Hacienda y Función pública, que este viernes presentaron de forma somera —la presentación por todo lo alto será el martes— los Presupuestos Generales del Estado para 2017, España es un país donde todo va muy bien, donde ya no habrá recortes (sobre lo recortado) y "la crisis económica se va quedando atrás".

Escuchar a Montoro es escuchar una vieja canción muchas veces repetida: "El proyecto de los Presupuestos sirve para alimentar el crecimiento económico y la creación de empleo, pone el enfásis en el gasto social y apuesta por el empleo estable y los servicios publico de calidad", dijo el responsable de Hacienda. 

Montoro y Guindos presumieron de las cuentas públicas, pues, según ellos, permitirán que en 2017 que la economía crezca hasta un 2,5% del PIB y que la tasa de paro pase del 18,6% al 16,6% gracias a la creación de 506.000 empleos, con lo que España alcanzara la cifra de 19 millones de ocupados, a un millón del objetivo de 20 millones de ocupados en 2020, el número de trabajadores que había antes de la crisis. Y además, el número de parados bajará de cuatro millones y alcanzar los niveles de finales de 2008. ¿Se acuerdan?

Todo será como antes de la crisis. Ese es el dircurso del Gobierno. Montoro quiso destacar que, "por fin", tras una década, el Estado recaude en 2017 lo mismo que recaudó en 2007. Eso dicen las cifras que maneja el Gobierno: prevé recaudar en 2017 a través de los impuestos 200.963 millones de euros, el 7,9% más que en 2016, lo que supondría la mayor recaudación de la serie histórica, muy igualada con el récord actual de 200.676 millones de 2007.

Y todo ello, según Montoro, después de haber bajado los impuestos —recordó que la bajada del IRPF en 2015 y 2016 representó unos 9.300 millones de euros menos para las arcas del Estado—, sin deja de aumentar el gasto social (la vieja canción empieza a sonar de nuevo) y sin recortes. El círculo virtuoso.

Dinero, sí, pero ¿suficiente?

Por si esto fuera poco, Guindos también quiso apuntar que las previsiones del Gobierno son modestas y "dibujan un escenario conservador", por lo que probablemente la realidad será mucho mejor de lo previsto: habrá más crecimiento, más empleo y más dinero en los bolsillos de los ciudadanos. 

Ahí Montoro no dejó pasar la oportunidad de enfatizar que los Presupuestos de 2017 incluyen un incremento de la financiación de las comunidades autónomas de 5.387 millones de euros, que repercutirán en "sanidad, educación y protección social".

La documentación que aportó el Gobierno recogía, además, más dinero para Justicia (un 7,6% más); para becas y programas de refuerzo escolar (un 1,7%); las políticas activas de empleo (un 5,5%), y la investigación y desarrollo (un 4,1%).

Hay mas dinero, sí, pero en algunos casos no en la cantidad suficiente. Destinar 100 millones de euros más a los programas de dependencia y otros 100 a la luchas contra el fraude fiscal se puede considerar más una migaja que una inversión. Los 342 millones adicionales a la protección a la familia y lucha contra la pobreza infantil ya es algo mejor.

El pago de las pensiones

Todo es tan idílico en estos Presupuestos que Montoro afirmó categóricamente que las pensiones (y las pagas extra) de 2017 se pagarán "en plazo" y no supondrán un incremento del nivel de deuda pública del país. y ha afirmado que los Presupuestos de este año.

Montoro explicó que se habilitará legalmente un préstamo a la Seguridad Social "para pagar correctamente y en tiempo" las pensiones. Montoro no concretó si el Ejecutivo emitirá un préstamo para pagar las pensiones o bien emitirá deuda pública ni tampoco la cantidad estimada de este abono, aunque señaló que no hay diferencias en el efecto que produce ambas opciones sobre la economía.