Publicado: 27.04.2015 11:46 |Actualizado: 27.04.2015 15:03

El primer banco alemán aborda una amplia reestructuración que le costará 3.700 millones

Deutsche Bank reducirá el peso de la banca de inversión y su presencia en algunos países y cerrará sucursales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los consejeros delegados de Deutsche Bank Anshu Jain (dcha) y Juergen Fitschen (izda). REUTERS/Kai Pfaffenbach

Los consejeros delegados de Deutsche Bank Anshu Jain (dcha) y Juergen Fitschen (izda). REUTERS/Kai Pfaffenbach

FRÁNCFORT.- Deutsche Bank, el primer banco alemán, llevará a cabo una profunda reestructuración de su actividad, incluyendo una reducción de activos por importe de 200.000 millones de euros en banca de inversión, así como el cierre de sucursales en el negocio de banca privada y empresas, así como una menor presencia internacional, lo que se traducirá en un impacto excepcional de 3.700 millones de euros y permitirá un ahorro de costes de 3.500 millones al año, informó la entidad.

El mayor banco de Alemania, que este domingo informó de que su beneficio neto en el primer trimestre había caído un 49,3%, hasta 559 millones de euros, como consecuencia del gasto en litigios, ha anunciado que recortará el balance de su unidad de banca corporativa y valores en unos 200.000 millones de euros.



Asimismo, en el negocio de banca privada y clientes de empresa Deutsche Bank planea reducir su red de oficinas en 200 sucursales hasta 2017 y prevé sacar desinvertir en Postbank, filial que prevé desconsolidar de sus cuentas a finales de 2016.

Por otro lado, la nueva estrategia de Deutsche Bank contempla el cambio de los centros económico globales hacia los mercados emergentes y las ciudades, por lo que la institución reducirá su presencia en países y a nivel local entre un 10% y un 15%.

Además, la entidad germana llevará a cabo una importante apuesta por las nuevas tecnologías e invertirá 1.000 millones de euros adicionales en los próximos años en la digitalización de su actividad con el objetivo de aprovechar nuevas oportunidades de ingresos.

Un semáforo enrojo ante la sede del Deutsche Bank en Fráncfort. EFE/Frank Rumpenhorst

Un semáforo enrojo ante la sede del Deutsche Bank en Fráncfort. EFE/Frank Rumpenhorst

El anuncio de la reestructuración de Deutsche Bank llega un día después de que la entidad anunciara que su beneficio neto en el primer trimestre bajó un 49,3% interanual, hasta 559 millones de euros como consecuencia del coste de litigios en los que se ha visto envuelta la institución, mientras su cifra de negocio aumentó un 23,6%, hasta 10.376 millones.

"En el primer trimestre de 2015, los ingresos estuvieron cerca de niveles récord, mientras los beneficios se vieron afectados por gastos en litigios de 1.500 millones de euros tras el acuerdo de la entidad con las autoridades de EEUU y Reino Unido en relación con los índices interbancarios", indicó el banco.

Deutsche Bank fue multado la semana pasada por las autoridades estadounidenses y británicas con 2.500 millones de dólares (2.320 millones de euros) por manipular los tipos de interés interbancarios, incluidos el Líbor, el Euríbor y el Tíbor.