Público
Público

El principal operador turístico alemán avisa que España "está muy llena" y más cara 

El consejero delegado de TUI dice que otros destinos más asequibles y menos concurridos se pueden beneficiar de la llegada de turistas europeos

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:

Varios turistas en una tienda de recuerdos en el centro de Madrid. REUTERS/Paul Hanna

Los europeos podrían volver de vacaciones a destinos como Bulgaria y Cabo Verde si quieren evitar los altos precios de los concurridos destinos españoles, dijo el jueves el consejero delegado de TUI, el mayor operador turístico alemán.

Los turistas han llegado en gran número a España en los dos últimos años debido a la preocupación por la seguridad en destinos alternativos del Mediterráneo como Túnez, Egipto y Turquía. Las llegadas de turistas a España subieron un 11,6% en la primera mitad de 2017 hasta los 36,3 millones.

En la últimas semanas han circulado informaciones acerca de que la masificación continuada de algunos de los destinos turísticos más apreciados de Europa, entre ellos en España, está alimentando el rechazo local contra los turistas.

Turistas por el centro histórico de Palma. EFE/Cati Cladera

"España está muy llena", dijo Fritz Joussen a periodistas después de que el grupo publicase sus resultados trimestrales. "El año pasado tuvimos un máximo récord y este año estará en niveles similares", dijo.

Joussen apuntó que en su mayoría los españoles estaban contentos con los turistas porque suponen puestos de trabajo y ayudan a la economía. Pero el alza de los precios en España por la alta demanda podría hacer que entren en juego otros destinos más asequibles. "Si la demanda es muy alta, los precios son altos y aparecen otros destinos porque son más asequibles, eso es lo que está pasando ahora mismo", dijo Joussen.

Un alza de los precios podría ser un factor en particular para los clientes británicos (que suponen una cuarta parte de los turistas en España), que han visto subir el coste de sus vacaciones debido a una libra débil después del referéndum a favor de abandonar la Unión Europea.

Bañistas en la playa de Benidorm. REUTERS/Heino Kalis

El grupo turístico ha presentado sus cuentas de los primeros nueve meses del año en los que sus pérdidas se redujeron un 13%, hasta los 315 millones de euros. Por su parte, la facturación creció en este periodo de tiempo un 7,1%, hasta los 11.129,2 millones.

TUI ha destacado que la demanda de vacaciones a España, Grecia e Italia, entre otros destinos, ha sido muy fuerte y ha compensado la caída acumulada de las reservas en países conflictivos como Turquía.