Publicado: 09.09.2015 09:56 |Actualizado: 09.09.2015 18:08

Los productores de leche se rebelan por la sangrante caída de los precios

Reclaman una intervención pública para incrementar unos precios anclados en el nivel más bajo del último lustro. La UE promete ayudas pero los ganaderos lo ven insuficiente 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Ganaderos

Ganaderos protestan con su tractores en Galicia. EFE

Los productores españoles de leche, y del resto de la UE, afrontan unos días decisivos para determinar el futuro y viabilidad de sus explotaciones, en un contexto de encuentros a alto nivel en la CE, negociaciones con los gobiernos y protestas, como la "Marcha Blanca".

El sector productor vive una situación de continua caída de los precios en origen desde febrero de 2014, agudizada en los últimos meses por el fin del sistema de cuotas lácteas -desde el 31 de marzo pasado-, el embargo ruso, el descenso de las ventas a China y un menor consumo intracomunitario.



De hecho, el último informe del Observatorio Lácteo Europeo recoge que el precio medio en julio fue de 29 céntimos/litro para los ganaderos europeos, el nivel más bajo del último lustro. La sobreproducción de leche debido a la oferta sobredimensionada que existe actualmente junto a la caída de la demanda internacional son los principales factores que han influido en el valor de mercado.

Como en todas las crisis, ésta también tiene nombres y apellidos, los de todas aquellas personas y familias que trabajan a diario con su ganado para conseguir su sustento económico.

El drama tras la crisis del sector


Es el caso de Tita Bango, una ganadera de 52 años de Urdiales del Páramo (León), que lleva 40 años trabajando en la explotación lechera familiar junto a cuatro hermanos y otros tres trabajadores que ordeñan cada día la leche de 300 vacas. Su situación la resume así: "Es crítica. Ya no aguantaremos mucho más porque nos pagan a 26 céntimos el litro y producirla cuesta unos 35-36 céntimos".

El precio medio en julio fue de 29 céntimos/litro

Con un tono de voz bajo, Bango dice que si no les "echan una mano", tendrán que sacrificar todas sus vacas y cerrar la lechería.

La situación no es mejor para Cristian Villegas, un joven ganadero de 25 años de Luena (Cantabria), que mantiene una lechería junto a su mujer y cada día acuden al trabajo sabiendo que recibirán precios "vergonzosos" por sus producciones.

Villegas explica que el dinero que le pagan por la leche sólo le da para cubrir el 60% de los costes de producción "por lo que el 40 % son pérdidas", una situación que arrastra desde febrero pasado.

En San Millán de los Caballeros (León) vive Domingo González, que con 52 años, lleva 26 dedicado a la producción de leche junto a otros tres socios en una explotación con 200 vacas. Por cada litro de leche que vende a la industria, recibe entre 26 y 29 céntimos por lo que no cubre los costes de producción. "Voy tirando gracias a que en la explotación también hacemos otras labores agrícolas".

Tensión en aumento


Los productores de leche han intensificado sus protestas en los últimos días, fruto de la situación límite por la que están pasando muchos de los productores. Este lunes, sin ir más lejos, trasladaron este lunes a Santiago miles de tractores para circunvalar la ciudad en demanda de precios "dignos" para su producto. La marcha causó problemas de tráfico en una de las principales vías de circulación de la ciudad, la Avenida de Lugo. Los 2.000 vehículos que se encontraban en aquella zona al inicio de la manifestación se duplicaron con el paso de las horas.

Las protestas no se circunscriben al territorio español.  Miles de tractores y agricultores de toda Europa llegaron a Bruselas este lunes desde distintos puntos de Bélgica, el mismo día que los ministros europeos de Agricultura celebraron un Consejo extraordinario para buscar soluciones a la crisis agroalimentaria. Las protestas, por momentos tensas con enfrentramientos entre ganaderos y antidisturbios, han causado fuertes perturbaciones del tráfico en todo el país desde primera hora de la mañana, con 200 kilómetros de retenciones.

Policías antidisturbios esquivan las llamas en una de las barricadas durante los enfrentamientos con agricultores en Bruselas

Policías antidisturbios esquivan las llamas en una de las barricadas durante los enfrentamientos con agricultores en Bruselas

La UE ofrece una ayuda

Para tratar de mitigar las protestas, la Comisión Europea (CE) ha propuesto ayudar con 500 millones de euros al sector agroalimentario afectado por la crisis, en particular a los ganaderos lácteos, a través de un conjunto de medidas que se podrán empezar a aplicar "con carácter inmediato".

Sin embargo, los productores de leche consideran la medida insuficiente. "El sector se ha echado a la calle porque tiene problemas muy graves, en España fundamentalmente y también a nivel europeo", pero Bruselas no aborda "la cuestión fundamental para nosotros", que es la de los precios; la intervención pública "se ha dejado en un vacío absoluto" y "no se ha abordado la regulación de la producción, ni de los mercados" para evitar excedentes en la UE, declaraba el secretario general de la organización agraria COAG, Miguel Blanco.

"Pan para hoy y hambre para mañana"


Además, ha apuntado que "sobre la regulación de mercados, no se ha hecho nada más allá del almacenamiento privado de mantequilla y leche en polvo y nada tampoco, más allá de mencionarlo, sobre la regulación de la cadena alimentaria".

Tampoco aborda la CE, a su juicio, la preferencia comunitaria - que se refiere a acuerdos preferenciales "problemáticos"-, ni se atacan los problemas estructurales del lácteo, por lo que el paquete anunciado puede ser "pan para hoy y hambre para mañana".

Sobre la cifra de ayudas, ha afirmado que los 500 millones responden a un planteamiento "teórico" de unas subvenciones "coyunturales y parciales", pero se pregunta cuánto dinero llegará realmente a unos ganaderos que, al mismo tiempo, han tenido que desembolsar 900 millones por "supertasa" láctea.