Publicado: 14.10.2015 20:06 |Actualizado: 08.11.2015 13:12

El PSOE dice que no tocará el despido y sólo derogará algunos aspectos de la reforma laboral

Los socialistas propone subir el salario mínimo a 1.000 euros en ocho años en su propuesta de programa para el 20-D

Publicidad
Media: 2.40
Votos: 5
Comentarios:
Una camarera atiende una mesa en Malaga. E.P.

Una camarera atiende una mesa en Malaga. E.P.

MADRID.-  El PSOE incluirá en su programa electoral subir el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta el entorno de los 1.000 euros en dos legislaturas, así como levantar la moratoria del permiso de paternidad y "ampliar progresivamente" este derecho hasta que coincida con la duración del de maternidad.

Así lo ha manifestado en un encuentro con la prensa la secretaria de Empleo del PSOE, Luz Rodríguez, quien ha detallado que el objetivo de los socialistas es situar el SMI, "conforme a la evolución económica del país", en el 60% del salario neto medio, lo que supondría pasar de los 648 euros en 14 pagas de la actualidad a los 1.000 euros al mes. Rodríguez ha definido esta medida como una de las "propuestas estrella" del PSOE para la elecciones, que tiene como objetivo convertir las subidas salariales en un motor de creación de empleo.



Así, ha explicado que "sin tirones salariales, no hay tirones de consumo ni de producción", por lo que ha abogado por un incremento del salario mínimo para que el consumo interno tenga "un mayor dinamismo".

Los socialistas plantean elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, pero "el despido seguirá como está en este momento"

En otro sentido, Rodríguez ha afirmado que el PSOE apostará por reconocer la prestación no contributiva de la maternidad, de manera que todas las madres tengan una protección de 426 euros durante seis semanas. Según Rodríguez, la actual naturaleza contributiva de la maternidad hizo que el año pasado se dejara fuera de la protección a 130.000 mujeres sin carrera de cotización suficiente.

Además, el PSOE llevará en su programa electoral el levantamiento de la moratoria sobre el permiso de la paternidad y apostará por ampliarlo "progresivamente" hasta que coincida con la duración del de paternidad.

Rodríguez ha dedicado buena parte de su intervención a explicar el "elemento central" de las propuestas de empleo del PSOE, que girarán en torno a la derogación de la reforma laboral del PP y la elaboración de un nuevo estatuto de los trabajadores.

Ha explicado que si gobernaran los socialistas, en un plazo muy corto y con carácter inmediato se aprobaría un decreto ley para derogar las partes fundamentales de la reforma laboral que afectan por ejemplo a la negociación colectiva o a la igualdad en la contratación entre hombres y mujeres, pero no tocará las indemnizaciones por despido, cuya regulación se someterá al consenso en la regulación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores. En tanto no haya acuerdo sobre este asunto, el despido seguiría como "está en este momento", con la reforma laboral de Rajoy de 2012.

Plan de formación para 7.000 jóvenes

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy que la "marca España" que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, deja en materia de empleo es "el paro y la precariedad" y se ha comprometido a recuperar los derechos laborales perdidos y a dar oportunidades a los jóvenes en paro.​

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, presenta un plan de choque por el empleo juvenil. EFE/Ballesteros

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, presenta un plan de choque por el empleo juvenil. EFE/Ballesteros

Sánchez ha expuesto los ejes de su política de empleo con vistas a las elecciones generales del 20 de diciembre en un acto celebrado en el Colegio de Arquitectos de Madrid junto a la secretaria de Empleo del PSOE, Luz Rodríguez, y representantes de sindicatos y patronal.

Sánchez resume en "paro y precariedad" la "marca España" de Rajoy en empleo

La medida nueva anunciada por Sánchez es la de poner en marcha un plan para la formación que tendría como objetivo que 700.000 jóvenes de 16 a 29 años adquirieran en seis meses las competencias básicas necesarias para su recalificación profesional. "Queremos que todos los trabajadores y, especialmente, los que necesitan un nuevo proceso de formación o reciclaje profesional, tengan la edad que tenga, vuelvan a tener la oportunidad de comprar ese billete que les permita volver a viajar por el mercado laboral con empleo con derechos y de calidad", ha afirmado Sánchez.

Para el líder socialista, es preciso "cambiar el paro y la precariedad, que es la marca España del Gobierno del PP, por empleo y retribuciones dignas".

Con diálogo entre sindicatos y empresarios, Sánchez ha garantizado que si es presidente del Gobierno, liderará un cambio para "volver a unir lo que la derecha ha separado: empleo con derechos, formación, oportunidades y esperanza".