Público
Público

Los puertos afrontan una nueva jornada de huelga de estibadores

6.150 estibadores están así llamados a parar todas las horas impares desde las 8.00 horas de este miércoles hasta las las 8.00 horas del jueves. Sindicatos y patronal mantienen rota la negociación y no han tenido contacto alguno después de que este lunes tuviera lugar la primera jornada del calendario de tres semanas de paros previstas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las grúas del puerto de Algeciras (Cádiz) totalmente paradas durante la primera jornada de huelga de las ocho convocadas por los sindicatos de estibadores que se desarrolla sin incidentes de importancia, con el cumplimiento -salvo excepciones- de los servicios mínimos y con un seguimiento casi del 100% entre los 6.500 trabajadores del sector en los puertos españoles. EFE/A.Carrasco Ragel

Los puertos españoles afrontan desde la mañana de este miércoles una segunda jornada de huelga de estibadores, toda vez que sindicatos y patronal mantienen rota la negociación y no han tenido contacto alguno después de que este lunes tuviera lugar la primera jornada del calendario de tres semanas de paros previstas.

Los 6.150 estibadores están así llamados a parar todas las horas impares desde las 8.00 horas de este miércoles hasta las  las 8.00 horas del jueves.

La nueva jornada de paro sucede a la del lunes, en la que el masivo seguimiento de la convocatoria, que secundó el 100% de los estibadores, paralizó los puertos, si bien la jornada transcurrió con normalidad y cumplimiento de los servicios mínimos.

En caso de que siga sin registrarse una aproximación entre las partes, el calendario de huelgas contempla una nueva jornada de paros para este viernes día 9, un paro de 48 horas ininterrumpidas la próxima semana y tres días de paros más la siguiente (los días 19, 21 y 23).

Con estas huelgas, los sindicatos de estibadores (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO, CIG y CGT) pretenden protestar por el cambio de actitud que, en su opinión, ha registrado la patronal Anesco sobre su principal objetivo, la garantía del mantenimiento del empleo de todos los trabajadores del sector tras la reforma aprobada por el Gobierno el pasado mes de mayo.

El calendario de huelgas contempla nuevos paros para este viernes y los próximos días 19, 21 y 23 

En la jornada de este lunes, además de no registrarse ninguna aproximación de las partes, quedaron patentes las diferencias a través de un comunicado de la patronal, en el que reclamó la ayuda del Gobierno para solventar el conflicto.

Anesco aseguró que mantiene su compromiso de garantía del empleo, pero rechazó la petición de los sindicatos de que las empresas participen en las ETT's 'herederas' de las sagep, al considerar que podría contravenir la libre competencia. Además, insistió en abrir una negociación simultánea puerto por puerto en paralelo a la negociación del convenio estatal.

De esta forma, los puertos se ven abocados este miércoles a una nueva jornada de paro, ante la que el Ministerio de Fomento mantiene activado el comité interministerial, en el que también participan representantes de los departamentos de Economía, Presidencia e Interior, con el fin de velar por el cumplimiento de los servicios mínimos.

Los servicios mínimos garantizan el 100% de la actividad 

Estos servicios esenciales garantizan el 100% de la actividad para garantizar el tratamiento de mercancías perecederas y peligrosas y el abastecimiento, la atención sanitaria y los suministros esenciales a las islas, Ceuta y Melilla.

Para el resto de servicios, se fijará del "porcentaje de servicios de estiba necesario para garantizar un rendimiento no inferior al 50% del promedio del año natural anterior en una jornada comparable por horario, tipo de mercancía y terminal".

Los paros, que tienen lugar cuatro meses después de que en febrero estallara el conflicto en la estiba al emprender el Gobierno su reforma, afectan a una actividad básica para la economía español. Los puertos canalizan cada año el 86% de los productos que entran en el país y el 60% de los que salen, en total, mercancías valoradas en unos 350.000 millones.

En su decreto de mínimos, el Ejecutivo advierte además de que "los efectos del cese de actividad en la manipulación de mercancías se propagan, a través del resto de la cadena logística, a toda la economía nacional" y provocan un "riesgo cierto" de suspensión de producción en las fábricas y de repercusión en el comercio interior.