Público
Público

Previsiones Rajoy da por cumplido el objetivo de déficit del 4,6% en 2016

Guindos asegura que las proyecciones económicas sobre España mejorarán en los próximos días y que Bruselas revisará al alza sus previsiones sobre el PIB español, como ya ha hecho "17 veces".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el hemícilo del Congreso de los Diputados poco antes de la sesión plenaria donde ha expuesto las conclusiones del último Consejo Europeo EFE/Mariscal

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que España cerró el pasado ejercicio 2016 cumpliendo su objetivo fiscal pactado con Bruselas de un déficit público del 4,6% del PIB. Durante su intervención en el Pleno del Congreso para informar de los acuerdos adoptados en el Consejo Europeo, Rajoy ha defendido las políticas adoptadas por su Ejecutivo porque han permitido reducir el déficit público al mismo tiempo que el PIB crecía.

A la espera de la confirmación del dato oficial y después de que recientemente el ministro de Economía, Luis de Guindos, confiase en que el déficit fuera muy próximo a ese 4,6%, Rajoy ha ratificado ese porcentaje ante el pleno del Congreso, en respuesta al portavoz del grupo socialista, Antonio Hernando, quien le había reprochado su "entusiasmo" y "autosatisfacción" ante la situación de la economía española.

"España ha logrado reducir el déficit del 9,3% al 4,6%, que será el déficit de 2016, y por tanto, cumpliendo con nuestros compromisos con Europa al mismo tiempo que la economía española crecía el 1,4% en 2014, el 3,2% en 2015, el 3,2% en 2016 y, como mínimo, el 2,5% en 2017", ha asegurado.

La meta del déficit público de España para 2016 se había suavizado (en un principio tenía que haberlo situado por debajo del umbral del 3% en dicho ejercicio) tras registrar en 2015 un déficit del 5,1%, muy por encima de lo comprometido con las autoridades europeas.

Para el ejercicio actual, España tiene una meta de déficit público del 3,1% del PIB.

En el debate en el Congreso,  Rajoy ha defendido que existen "datos indiscutibles" que le permiten ser optimista en cuanto a la situación económica del país, como la confianza de los ciudadanos en la economía, los datos de creación de empleo o la reducción de la prima de riesgo. El presidente ha puesto como ejemplo la posición del país dentro de los mecanismos de alerta que maneja la Unión Europea para detectar desequilibrios macroeconómicos, señalando que España está en el mismo nivel que Alemania, Países Bajos o Suecia.

El presidente se defendía así de las acusaciones de la práctica totalidad de la oposición, que han afeado el "triunfalismo" de su discurso al tiempo que instituciones como la Comisión Europea o la OCDE alertaban del incremento de la desigualdad y la pobreza en el país.

Rajoy ha reconocido la existencia de "secuelas de la crisis", pero ha pedido rigor a los diputados pues, ha dicho, los datos con los que se elaboran los indicadores aludidos son de 2014, y que los últimos que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE) "mejoran, y mucho" los anteriores.

Por ello, ha pedido a sus adversarios políticos que sean "justos". "Más que nada, para no transmitir a la gente información que no es cierta a la hora de hacer juicios de valor sobre la situación de la economía", ha apostillado. "El mayor indicador de la desigualdad es, sin ningún género de dudas, el desempleo. Si se pierde la friolera de 3,2 millones de puestos de trabajo, es evidente que la desigualdad aumenta. Ahora se reduce porque se han creado 1,6 millones de empleos", ha argumentado.

España cumplirá "estrictamente"

En el mismo sentido que el presidente se ha pronunciado el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien ha subrayado que España cumplirá "estrictamente" el objetivo de déficit del 4,6% marcado para 2016 y el del 3,1% marcado para este año, y ha augurado que todas las proyecciones económicas sobre España mejorarán en los próximos días y que Bruselas revisará al alza sus previsiones sobre el PIB español, como ha ocurrido ya "17 veces".

Así lo ha señalado durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados para responder a una pregunta del diputado de Unidos Podemos, Alberto Montero, sobre las medidas que piensa adoptar el Gobierno ante las últimas previsiones de la Comisión sobre el crecimiento del PIB, ingresos fiscales y objetivos de déficit público.

La Comisión Europea prevé un crecimiento de la economía española del 2,3% este año y del 2,1% en 2018, lo que supone dos y tres décimas menos, respectivamente, que las estimadas por el Gobierno. En materia de déficit, Bruselas calcula que España incumplirá sus objetivos de déficit ambos ejercicios, al sobrepasar el cuatro décimas la meta del 3,1% marcada para este año y en siete décimas el objetivo del 2,2% de 2018.

No obstante, De Guindos ha apuntado que hay una "pequeña diferencia" en la proyección de crecimiento del Gobierno para este año (+2,5%) y la de Bruselas (+2,3%), si bien considera que "va a pasar lo que ha pasado en 17 ocasiones y es que la Comisión ha revisado al alza el crecimiento de la economía española".

En este sentido, ha pronosticado que sucederá lo mismo con el FMI, después de haberse producido también una mejora en las previsiones de la economía española realizadas por la OCDE, que ha elevado su proyección del 2,3% al 2,5% para este año.