Publicado: 06.09.2016 11:56 |Actualizado: 06.09.2016 16:14

El Estado recupera apenas un 6% de los 61.495 millones de ayudas públicas inyectadas a la banca

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), sólo ha recibido 2.686 millones de las entidades rescatadas, además de otros 1.304 millones por privatización de un 7,5% de Bankia.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3
Comentarios:
Letrero de la estación de Metro de 'Banco de España' con el edificio en obras al fondo. REUTERS

Letrero de la estación de Metro de 'Banco de España' con el edificio en obras al fondo. REUTERS

MADRID.- El Estado tan sólo ha recuperado 3.990 millones de euros, un 6,4% de los 61.495 millones de ayudas públicas que inyectó en la banca en el proceso de reestructuración del sistema bancario español a través del Fondo de reestructuración ordenada bancaria (FROB),  y el Fondo de Garantía de Depósitos en Entidades de Crédito (FGDEC). 



El Banco de España detalla en una nota informativa que las ayudas financieras computables como capital que se han dotado desde mayo de 2009 se desglosan en: 53.553 millones aportados por el FROB, organismo dependiente del Estado, y 7.942 millones aportados por el FGDEC, un fondo financiado por bancos, cajas de ahorro, cooperativas de crédito y el Banco de España para cubrir las pérdidas de los depositantes en caso de insolvencia de alguna entidad financiera.

De dicha cantidad inyectada, actualmente se han recuperado 2.686 millones, quedando así en poder del FROB las participaciones en Banco Mare Nostrum y BFA (Bankia).  En concreto, se han devuelto 977 millones de euros por parte de Caixabank en 2013 procedentes de las ayudas recibidas por Banca Cívica antes de su integración en la entidad, 782 millones de la venta de la participación en Catalunya Banc, 712 millones por la venta de la participación en NCG y 71 millones de una venta realizada en 2012.

También se suman los 124 millones de euros amortizados anticipadamente por Liberbank de una emisión de obligaciones convertibles y 20 millones de euros de una amortización parcial por Ibercaja Banco de obligaciones convertibles. A esta cifras cabe sumar los 1.304 millones de euros obtenidos de la privatización de Bankia.

Este es la principal herramienta de ayuda que el Estado ha utilizado en el proceso de reestructuración del sistema bancario español desde que el mismo entró en crisis en el año 2008, pero hay más herramientas como los avales, los créditos extraordinarios y la aportación de fondos públicos a la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestrucuración bancaria (Sareb).

En relación a los avales concedidos por el Estado a entidades de crédito y a las garantías otorgadas al comprador en las ventas de entidades conocidas como esquemas de protección de activos (EPA), otro de los medios de ayuda, se han recuperado 109.836 millones de euros de los 110.895 otorgados, es decir, un 99% del total tras los vencimientos de las correspondientes emisiones.

Por otra parte, el FROB aportó 2.192 millones de euros al Sareb, que se materializaron en acciones por 540 millones y en obligaciones subordinadas por 1.652 millones. El Estado también concedió avales públicos a la deuda emitida por Sareb por 43.476 millones.

Los créditos extraordinarios que fueron otorgados entre 2009 y 2013 como fuente de provisión urgente y transitoria de liquidez, han sido amortizados y las líneas canceladas tanto los concedidos por el Banco de España (9.800 millones), como los del FROB (6.500 millones).