Público
Público

La recuperación empieza por los mismos: la gran banca ganó 10.000 millones en 2014

Las cinco mayores entidades financieras españolas logran mejorar sus beneficios respecto al pasado año. Faltan por publicar aún los resultados de Bankia.

Publicidad
Media: 3
Votos: 8
Comentarios:

Los presidentes de los cinco mayores bancos españoles: Ana P. Botín (Santander), Francisco González (BBVA), Isidre Fainé (Caixabank), Ángel Ron (Popular) y Josep Oliú(Sabadell). REUTERS

MADRID.- Los cinco grandes de la banca, Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell y Popular, registraron un beneficio neto de 9.756,1 millones de euros en 2013, frente a las ganancias de 7.674 millones de euros obtenidas un año antes, y anticipan el cambio de ciclo económico ante la incipiente recuperación de la actividad. 

Este cálculo no incluye los resultados de Bankia, que ha decidido aplazar la publicación de sus cuentas correspondientes a 2014, prevista inicialmente para el pasado 2 de febrero, a la espera de la decisión del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) sobre quién asumirá la compensación a los accionistas por las contingencias derivadas de su salida a Bolsa en 2011.

El beneficio de los grandes bancos españoles, a la espera de Bankia, aumenta un 27,1% respecto al ejercicio anterior

Todas las entidades bancarias lograron mejorar sus beneficios respecto al pasado año. En conjunto, el aumento de los beneficios de los cinco grandes bancos que han publicado hasta ahora sus resultados es del 27,1%.
 
El Santander lideró el ranking de ganancias en 2014. Su beneficio supone algo más de lo todo lo ganado por el sector: Obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.816 millones de euros, cifra un 39% superior a la de 2013 y aumentó negocio en todos sus mercados por primera vez desde que la economía mundial entró en crisis. El resultado del banco presidido por Ana Botín se debe al aumento de los ingresos básicos en un 3%, al descenso de los costes de casi un 1% y a una bajada del 14% en las dotaciones para insolvencias con respecto a las realizadas en 2013. Desde el Santander se enfatiza que la entidad ha tomado el camino hacia la normalización de sus resultados.

Por su parte, BBVA ganó 2.618 millones de euros en 2014, un 25,7% más que en 2013, gracias a la buena evolución del margen de intereses, el control de los gastos y los menores saneamientos. El banco registró un beneficio después de impuestos de operaciones continuadas --sin incluir el resultado de operaciones corporativas-- de 3.082 millones de euros, un 53,1% más que en 2013.

Caixabank obtuvo un resultado neto atribuido de 620 millones de euros en 2014, un 23,2% más que el beneficio presentado hace un año y un 96,3% más tras la reexpresión de las cuentas de 2013 por la nueva normativa contable. La entidad catalana aplicó unas dotaciones de 2.084 millones, una caída del 48,4%.

Mientras, Banco Popular registró un beneficio neto de 330,4 millones de euros en 2014, un 31,4% respecto al año anterior, tras reducir sus dotaciones un 15%. El banco que preside Ángel Ron ha anunciado, además, que volverá al pago del dividendo en efectivo, siguiendo así la estela de Santander.

Por último, Banco Sabadell obtuvo un beneficio neto atribuido de 371,7 millones de euros en 2014, un 50% más que el año anterior, tras aumentar en todos los márgenes y destinar 2.499,7 millones a dotaciones.

Los primeros espadas de las grandes entidades financieras españolas han constatado la mejora en la economía española gracias a las reformas estructurales acometidas, que han servido para que España sea "ejemplo" en los principales foros económicos. Sin embargo, todos han advertido sobre los "riesgos" que suponen los diferentes procesos electorales de este año para decidir los gobiernos de España, de varias regiones y de los ayuntamientos.