Publicado: 07.07.2015 22:28 |Actualizado: 07.07.2015 22:28

Las rentas altas salen ganando con la
rebaja fiscal del Gobierno de Rajoy

Dejarán de pagar al menos 3.500 euros al mes en concepto de IRPF, mientras que las más bajas apenas se ahorrarán veinte.

Publicidad
Media: 3.44
Votos: 9
Comentarios:
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, en el Congreso. / PACO CAMPOS (EFE)

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, en el Congreso. / PACO CAMPOS (EFE)

MADRID.— El adelanto de la rebaja del IRPF anunciada inicialmente por el Gobierno para 2016 no afectará en todos los bolsillos por igual. Los contribuyentes con mayores ingresos (de un millón en adelante) van a pagar 10.000 euros menos en lo que queda de año. Si a eso le añadimos el descenso de los tipos del impuesto aplicado con fecha 1 de enero, su ahorro mínimo será de 50.000 euros en el conjunto de 2015.

La nueva tarifa del IRPF en vigor desde primeros de julio establece que un contribuyente con dos hijos y un millón de renta bruta anual debe aportar a las arcas públicas 438.463 euros a partir de ahora, según los cálculos realizados por especialistas en la materia. Esa cifra, en realidad, es inferior en 61.000 euros a la del pasado ejercicio, pero no se notará por completo en 2015, ya que parte de la rebaja repercute sólo sobre la segunda mitad del año en curso.



El impacto en las nóminas del ahorro mínimo de 50.000 euros del que se beneficiarán en 2015 los contribuyentes con rentas iguales o superiores a un millón no resulta nada desdeñable. Si su retribución anual está repartida en catorce pagas, cada una de ella se verá incrementada en más de 3.500 euros. Dicha cantidad es el doble del sueldo medio español, que actualmente está situado en 1.621 euros brutos mensuales, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

La ley del embudo

Frente a ese sustancial ahorro, las rentas más modestas apenas apreciarán las dos rebajas consecutivas del IRPF introducidas por Mariano Rajoy en el año con una mayor concentración de procesos electorales de toda la democracia. Un trabajador con dos hijos y unos ingresos de 20.000 euros anuales en catorce pagas dejará de tributar a Hacienda poco más de veinte euros al mes en 2015. Es decir, 175 veces menos que las rentas de un millón.

Eso es consecuencia de que la rebaja más significativa, con diferencia, en los tipos del IRPF se ha dado en el tramo superior de la tarifa. Del 50% vigente hasta finales de 2014 se ha pasado 43,85% fijado por el Gobierno a partir del 1 de julio, con un descenso de más de seis puntos. Por el contrario, el recorte del tipo correspondiente al tramo inferior (15.000 euros de renta) ha sido de sólo dos y en la mayor parte de los tramos intermedios ni siquiera ha llegado a eso.

Etiquetas