Publicado: 16.12.2014 10:47 |Actualizado: 16.12.2014 15:59

Repsol compra la canadiense Talisman por 10.400 millones

La operación se financiará fundamentalmente con la compensación de Argentina por la expropiación de YPF.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
El presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el consejero delegado, Josu Jon Imaz, exlpican los detalles de la opa amistosa sobre la petrolera canadiense Talisman. EFE/Emilio Naranjo

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el consejero delegado, Josu Jon Imaz, exlpican los detalles de la opa amistosa sobre la petrolera canadiense Talisman. EFE/Emilio Naranjo

MADRID.- Después de casi dos años de búsqueda, Repsol anunció el martes la operación que necesitaba para transformar su negocio de upstream después del vacío de producción dejado por YPF y al mismo tiempo estar presente en el revolucionario negocio de los hidrocarburos no convencionales.

Tras meses de tenerla permanentemente en el radar y un intento frustrado este mismo verano, la petrolera presidida por Antonio Brufau anunció la adquisición de su rival canadiense Talisman por alrededor de 13.000 millones de dólares, deuda incluida, o unos 10.460 millones de euros.



La petrolera lanzará una opa por el 100% de la canadiense por 8.300 millones de dólares (a 8 dólares por acción)

En el marco de esta operación amistosa, la mayor de una empresa española en el último lustro, Repsol lanzará una oferta por el 100 por cien de las acciones de la quinta petrolera independiente de Canadá por un total de 8.300 millones de dólares (8 dólares por acción). Además, asumirá una deuda cifrada en 4.700 millones de dólares al cierre del mes septiembre.

El precio de 8 dólares por acción de la canadiense conlleva una prima del 56 por ciento sobre el cierre del lunes y del 24 por ciento sobre la cotización media de los últimos tres meses.

En el mercado las expectativas de una adquisición por Repsol se habían disparado en los últimos meses por la depreciación que estaban sufriendo muchas empresas con la caída en picado del precio del crudo hasta mínimos de cinco años.

Campus de Repsol. REUTERS

Campus de Repsol. REUTERS

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, afirmó en una conferencia con analistas que el momento para comprar Talisman después de analizar más de un centenar de empresas y activos era el más adecuado y que optaron por aprovechar el coste de oportunidad.

"Talisman tiene todo lo que buscábamos, crecimiento para nuestro negocio de upstream, diversificación geográfica (...) es un jugador (en el segmento de hidrocarburos) no convencional en América y tiene buena capacidad operativa en offshore". "Ahora nuestra valoración de los activos de Talisman es mayor que el precio que estamos pagando, así que cuanto antes, mejor", apostilló.

La oferta, aprobada unánimemente y recomendada por el consejo de administración de Talisman, dará el impulso del que carecía su división de exploración y producción tras su forzada salida de Argentina en 2012.

"Es una operación extraordinaria para Repsol, para el sector y la economía española", dijo el ministro de Industria español, José Manuel Soria en un evento en Madrid.

La operación supondrá un aumento de la producción de hidrocarburos del 76%, y de las reservas del 55%

Con la adquisición de Talisman, la producción y reservas de Repsol se incrementarán exponencialmente, con incrementos del 76% a 680.000 barriles equivalentes de petróleo al día (bepd) y del 55% a 2.300 millones de bepd, respectivamente. Además, modificará notablemente el mix geográfico del grupo ya que el peso de Norteamérica supondrá casi la mitad del capital empleado en upstream (antes el 30 por ciento) mientras que el de Latinoamérica bajará al 22 por ciento desde el 50 por ciento.

Repsol conseguirá con la compra activos en Canadá, Estados Unidos (entre ellos campos de "shale" en las formaciones Marcellus y Eagle Ford), el sudeste asiático, Colombia, Noruega y Reino Unido, estando presente en más de 50 países con una plantilla global de más de 27.000 empleados.

Financiación y desinversiones

Aunque a corto plazo Repsol financiará la operación con la caja obtenida con la expropiación de YPF en abril de 2012, la petrolera señaló que podría llegar a emitir deuda híbrida por hasta 5.000 millones de euros con el fin de proteger sus calificaciones de deuda (S&P la califica con BBB- y perspectiva positiva).  Este tipo de emisiones, que suelen ser de muy largo plazo, tienen un componente de capital y penalizan menos los ratios de apalancamiento.

Para mantener sus ratings dentro de la categoría de grado de inversión, la petrolera contará con sinergias por 1.000 millones de dólares y posibles desinversiones de activos no vinculados al precio del petróleo por otros 1.000 millones (unos 800 millones de euros), la mitad el año que viene y la otra mitad en 2016. Brufau descartó vender su participación del 30% de Gas Natural, aunque no descartó la venta de una pequeña parte de la misma en caso de que los precios del petróleo y el gas permanezcan estables.

La multinacional baraja  emitir deuda híbrida por hasta 5.000 millones de euros para mantener su rating

Algunos analistas ven muy probable esta posibilidad para mejorar el apalancamiento de Repsol tras la compra de Talisman, que podría llevar el ratio de apalancamiento deuda neta/ebitda de 1,7 este año a 2,3 veces en 2015 asumiendo un escenario estresado con el precio del petróleo en 71 dólares por barril.

Sinergias positivas

Repsol dijo que la compra de Talisman tendrá un efecto neutral en el beneficio por acción de 2016 y será positivo a partir de 2017, mientras que para el flujo de caja el impacto positivo será inmediato y calcula unas sinergias anuales (de costes y operativas) de 220 millones de dólares al año.

En este sentido, sus directivos destacaron la buena sintonía con Sinopec, socio de Talisman en los activos del mar del Norte, ahora bajo un plan de reestructuración, pero también socio de Repsol en sus operaciones de Brasil. "Vamos a separar los activos buenos de los malos (en el mar del Norte) centrándonos en le eficiencia operativa de los buenos y el desmantelamiento (decomissioning) de los malos", dijo a los analistas el director general de upstream de Repsol, Luis Cabra.

Aunque muchas operaciones de la compañía en el hemisferio occidental seguían siendo rentables cuando los precios del petróleo eran elevados, sus operaciones del mar del Norte, muchas de ellas a través de sociedades conjuntas con Sinopec, lastraron las cuentas de la empresa porque los trabajos de mantenimiento en las plataformas más viejas hicieron poco factibles los objetivos de producción.

Repsol espera cerrar la operación a mediados del año que viene, tras obtener las autorizaciones correspondientes y el consentimiento de los accionistas de Talisman (antes del próximo 19 de febrero) y el de socios de la canadiense en determinados activos.

La caída en la cotización de Talisman (nacida en 1992 de la segregación de los negocios de la petrolera británica BP en Canadá) y sus rentables operaciones al margen del mar del Norte habían atraído a inversores como Carl Icahn, que tomó una participación del 7% en 2013.