Público
Público

Repsol destinará mayor parte del dinero de Gas Natural al "crecimiento orgánico"

La petrolera, que presentará el 7 de junio su nuevo plan estratégico para 2020, tratará de encontrar oportunidades que ofrezcan rentabilidad en negocios en gas y electricidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero delegado de Repsol Josu Jon Imaz, en la presentación del plan estratégico para 2016-2020. REUTERS

Repsol destinará la mayor parte de los 3.800 millones obtenidos con la venta del 20% de Gas Natural a CVC al crecimiento "orgánico" de la compañía, esto es al desarrollo de sus negocios actuales, según apuntó su consejero delegado, Josu Jon Imaz, en teleconferencia con analistas. El consejero delegado de Repsol justificó la salida de Gas Natural Fenosa por las limitaciones que representaba estar presente en su capital a la hora de abordar operaciones en el sector gasista, así como a la falta de expectativas de obtener grandes retornos en los próximos ejercicios.

El consejero delegado de Repsol subrayó que la petrolera buscará oportunidades en negocios de gas y electricidad, pero con alta rentabilidad, aunque destacó que no se ha fijado una partida concreta para abordar adquisiciones ni hay ninguna operación definida.

No obstante, precisó que las inversiones que se puedan llevar a cabo no serán en sectores regulados, ya que "ese no es nuestro negocio", añadió al respecto.

Así, Imaz apuntó que Repsol "no tiene prisa" para afrontar compras y que está cómodo "con el dinero en la caja". Además, afirmó que cualquier operación que se pueda abordar estará marcada por la prudencia y flexibilidad financiera, con el objetivo de conseguir rentabilidades superiores a las que la compañía tenía con su participación en Gas Natural Fenosa, que se situaban en torno al 5%.

El consejero delegado anunció que la petrolera presentará su nuevo plan estratégico con el horizonte en 2020 el próximo 7 de junio. Esta nueva hoja de ruta' marcará el camino a seguir por la petrolera.

Por otra parte, la compañía ha aprovechado el buen ejercicio 2017 para reducir en el último trimestre su riesgo en Venezuela, cuya exposición financiera superaba los 2.000 millones de dólares (unos 1.635 millones de euros). No obstante, Imaz indicó que la posición de la compañía en Venezuela, uno de los tres países con mayores reservas de crudo del planeta, es "sólida" y que Repsol seguirá involucrada en el país ya que "ve oportunidades en el futuro".

Así, el directivo situó la exposición de la petrolera en Venezuela en unos 1.300 millones de dólares (unos 1.063 millones de euros), una posición en la que "nos mantendremos", añadió.

Imaz, además, dijo que propondrá al consejo de administración el reparto de un dividendo de 0,90 euros por título con cargo a los últimos resultados anuales, un 13 por ciento más que en 2016. La petrolera abonó el pasado mes de enero ya un pago a cuenta de 2017 de casi 0,4 euros, por lo que propondrá a sus accionistas una retribución complementaria del ejercicio de 0,5 euros.

En los dos últimos años el dividendo había permanecido congelado en los 0,8 euros, mientras la remuneración a los accionistas correspondiente al ejercicio 2014 ascendió a 1,96 euros, después de que se abonara un dividendo extraordinario de 1 euro con parte de los fondos obtenidos de la indemnización por la expropiación por Argentina de YPF.

Además, se comprometió a recomprar íntegramente las nuevas acciones de la compañía que se emitan como consecuencia del programa de dividendo flexible, una política que el ex político vasco quiere prolongar en los próximos ejercicios.