Publicado: 03.11.2016 21:24 |Actualizado: 04.11.2016 10:50

Repsol gana 1.120 millones hasta septiembre a pesar de la debilidad del precio del petróleo

La petrolera recorta a 3.500 millones su previsión de inversiones para 2016, mientras aumenta su plan de ahorro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un detalle de la sede de Repsol en Madrid. REUTERS/Juan Medina

Un detalle de la sede de Repsol en Madrid. REUTERS/Juan Medina

MADRID.- En un mercado del petróleo a cuyos bajos precios se siguen adaptando las principales compañías del sector, la española Repsol se apretó aún más el cinturón en el tercer trimestre para capear las pérdidas del área de upstream (exploración y producción) y la erosión de márgenes en la de refino, su tabla de salvación desde que comenzó el desplome del Brent.

La compañía participada por La Caixa prácticamente completó a septiembre el plan de ahorros que tenía para todo el año subiéndolo en 300 millones hasta los 1.400 millones de euros y su director financiero Miguel Martínez dijo además que en 2016 se invertirán unos 3.500 millones de euros, unos 400 millones menos de lo previsto.



En el tercer trimestre, Repsol tuvo un beneficio neto ajustado a extraordinarios y a coste constante de inventario (CCS) de 307 millones, casi el doble que un año antes al reducir drásticamente las pérdidas en exploración y producción hasta los 28 millones y pese a un desplome del 45% interanual en el margen de refino en España. En el conjunto de nueve primers meses del año, el beneficio neto alcanzó los 1.120 millones, lo que supone un aumento del 35% respecto a los 832 millones obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Martínez anticipó una mejoría del margen en refino en el cuarto trimestre ante el incremento de la demanda doméstica y la vuelta a la normalidad de dos de sus principales refinerías tras paradas de mantenimiento. Para el conjunto del año sitúa el margen en una media de 6,97 dólares frente a los 5,1 dólares del tercer trimestre.

La deuda del grupo, principal caballo de batalla de Repsol en sus esfuerzos por proteger su calificación crediticia, se situó por debajo de los 10.000 millones de euros, desde 11.700 millones en junio, gracias a la reciente venta de un 10 por ciento de Gas Natural.

El director financiero dijo ante los analistas que aún quedaba trabajo por hacer para reforzar la estructura de capital del grupo, con opciones que iban desde desinversiones menores aún pendientes a la emisión de deuda híbrida. Asimismo, señaló que la compañía no regresaría a una política de retribución al accionista normalizada de dividendos en efectivo y recompra de acciones hasta que el rating se afianzase en niveles de triple "BBB".

Por último, señaló que los 600 millones de euros que Repsol tendrá que pagar a Hacienda como anticipo del impuesto de sociedades no tendrían impacto en la estrategia de la petrolera al poder recuperarlos el año que viene.

Etiquetas