Público
Público

Repsol gana 1.583 millones hasta septiembre, un 41% más

La petrolera reduce su deuda financiera neta un 30% en los últimos doce meses, hasta situarla en 6.972 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cartel de una estación de servicio de Repsol en la localidad sevillana de Bormujos. REUTERS/Marcelo del Pozo

Repsol obtuvo un beneficio neto de 1.583 millones de euros durante los nueve primeros meses de este año, lo que supone un aumento del 41,3% respecto a los 1.120 millones obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado este viernes la petrolera.

La compañía ha destacado que los "positivos" resultados alcanzados muestran la fortaleza de los negocios, su capacidad de adaptación a escenarios de precios bajos y el éxito de los planes aplicados para incrementar su eficiencia.

El beneficio neto ajustado de la petrolera también se incrementó un 39%, hasta los 1.702 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) creció un 32%, hasta situarse en los 4.715 millones de euros a cierre de septiembre.

Estos resultados se dieron en un periodo en el que los precios medios de las materias primas de referencia internacional se mantuvieron en un rango bajo, aunque en septiembre el crudo Brent llegó a cotizar a 59 dólares por barril, cifra que no alcanzaba desde julio de 2015. Así, entre enero y septiembre el Brent cotizó a una media de 51,8 dólares por barril, mientras que el gas Henry Hub lo hizo a 3,2 dólares por Mbtu.

Por otra parte, el grupo presidido por Antonio Brufau ha reducido su deuda financiera neta un 30% en los últimos doce meses, hasta situarla en 6.972 millones de euros, frente a los 9.988 millones registrados a 30 de septiembre del año pasado.

Alcanza el 80% del objetivo de sinergias

En lo que se refiere al programa de eficiencias y sinergias, a cierre de septiembre Repsol ya ha materializado el 80% del objetivo de 2.100 millones de euros estableció para el conjunto del año.

Por áreas, el negocio de Upstream (Exploración y Producción) registró un beneficio neto ajustado de 487 millones de euros en el periodo, lo que supone un aumento de 452 millones de euros respecto a los 35 millones que se obtuvieron en los nueve primeros meses de 2016.

La producción media del periodo del grupo alcanzó los 687.700 barriles equivalentes de petróleo diarios (bepd), por encima del objetivo de 680.000 barriles establecido por la compañía para este año.

La petrolera aumentó su producción en Brasil, Trinidad y Tobago, Reino Unido, además de en Libia, donde reinició su actividad en diciembre del año pasado. Asimismo, en el mes de agosto se inició la producción de gas en Juniper (Trinidad y Tobago), que cuenta con unos recursos totales estimados en 1,2 billones de pies cúbicos, y en septiembre se instaló una nueva plataforma en el bloque PM3, en aguas de Malasia, que permitirá un aumento de producción estimado en 160 millones de pies cúbicos diarios de gas.

También septiembre, Repsol y sus socios anunciaron el comienzo del desarrollo de Buckskin, un proyecto de gran escala situado en aguas profundas del Golfo de México estadounidense.

El 'downstream', gran generador de caja

Mientras, el negocio de Downstream (Refino, Química, Marketing, Lubricantes, Trading, GLP y Gas & Power) incrementó su resultado neto ajustado hasta los 1.431 millones de euros, frente a los 1.329 millones registrados entre enero y septiembre de 2016, confirmándose como el gran generador de caja de Repsol.

Durante el período, el área de refino aumentó el volumen destilado y mejoró el indicador de margen en España hasta los 6,8 dólares por barril, un 13% superior a los 6 dólares por barril del mismo periodo del ejercicio anterior.

El resultado del área de Downstream destaca todavía más si se tiene en cuenta que, durante el primer semestre del año, la compañía efectuó las principales paradas de mantenimiento previstas para todo el año en sus refinerías.