Público
Público

Resultados Repsol ganó 1.736 millones en 2016, el beneficio más alto en cuatro años

El beneficio bruto de explotación de la petrolera creció el 18 % y se situó en 5.226 millones.La compañía cerró el ejercicio con una producción media de 690.200 barriles.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Detalle de la sede de Repsol en Madrid. E.P.

Detalle de la sede de Repsol en Madrid. E.P.

Tras contabilizar pérdidas históricas un año antes por la caída del crudo, la petrolera española Repsol anunció el jueves unos resultados que reflejaron la vuelta a la rentabilidad en el negocio de upstream y un fuerte compromiso con la reducción de deuda, que cayó un 32% en 2016 tras una intensa campaña de desinversiones.

En el conjunto de 2016, Repsol tuvo un beneficio neto de 1.736 millones de euros, frente a pérdidas de 1.398 millones un año antes, y los mejores resultados en cuatro años.

En el último trimestre de 2016, periodo en el que la subida del crudo hizo recuperar la rentabilidad a la división de upstream (exploración y producción) y el negocio de refino, la petrolera participada por La Caixa vio mejorar sus márgenes respecto al trimestre anterior. El beneficio neto ajustado a extraordinarios y a coste constante de inventario (CCS) subió un 54,1 por ciento interanual hasta los 698 millones de euros, más que duplicando el resultado del trimestre anterior. En el fondo de la tabla, el beneficio neto alcanzó los 616 millones de euros, frente a los números rojos históricos de 2.230 millones que tuvo que contabilizar en el cuarto trimestre de 2015 como consecuencia del bajo precio del petróleo.

El grupo acabó el año pasado con una deuda neta de 8.144 millones de euros y su consejero delegado Josu Jon Imaz dijo ante analistas que la intención era recortarla este año otro 16% hasta los 6.800 millones de euros. "Ahora mi preocupación es cumplir nuestro compromiso para 2017 (de un ratio deuda neta/Ebitda de 1,1 veces). Estamos trabajando para preparar la empresa para este apalancamiento a finales de año". A diciembre, este ratio de endeudamiento se situó en 1,38 veces.

El ejecutivo vasco precisó que de la reducción de deuda prevista para este año, unos 600 millones de euros se conseguirán con más ventas de activos.

La compra de la canadiense Talisman en 2015 y el desplome de precios del crudo obligaron a Repsol a buscar ahorros y contener la inversión, al tiempo que tuvo que realizar ventas multimillonarias, algunas tan importantes como un 10 por ciento de su participada Gas Natural, y recortar el dividendo para mantener en grado de inversión sus amenazadas calificaciones de deuda.

Ahora esas iniciativas parecen estar cristalizando y ha adelantado a 2017 el objetivo de ahorros de 2.100 millones tras haber completado ya más de las tres cuartas partes.

Imaz dijo además que Repsol ya no necesitaba emitir deuda híbrida, que penaliza menos los ratios al computarse parte como capital, y sugirió que la remuneración con cargo a 2016 se mantendría en niveles del ejercicio anterior, cuando se vio forzada a recortar el dividendo complementario. "Creo que era un buen compromiso entre los compromisos financieros y el balance de la compañía y la retribución a nuestros accionistas", dijo el consejero delegado aludiendo a la decisión que llevó el dividendo con cargo a 2015 a los 0,80 euros por acción.

Repsol paga sus dividendos en modalidad scrip (a elegir entre efectivo o acciones) y con cargo a 2016 ya ha repartido 0,35 euros por título.

La compañía también avanzó que este año invertirá 3.600 millones de euros, frente a los 3.200 millones de 2016, destinando 2.700 millones al negocio de "upstream", donde ve el punto de equilibrio en 40 dólares por barril, y el resto al refino (800 millones) y la parte corporativa (100 millones).