Público
Público

Resultados Reyal Urbis reduce pérdidas hasta marzo, mientras las ventas suben levemente

La inmobiliaria está pendiente de que sus acreedores se pronuncien antes del próximo 30 de mayo sobre su plan de pago de deuda para superar el concurso y evitar la liquidación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una promoción de viviendas de Reyal Urbis. E.P.

La inmobiliaria Reyal Urbis , que lleva más de tres años intentando salir de una situación concursal, dijo el viernes que su pérdida neta se redujo en seis millones de euros hasta los 34 millones en el primer trimestre de 2016.

El grupo achacó el quebranto en sus cuentas al elevado coste financiero de su abultada deuda. Los gastos financieros supusieron un impacto negativo de 36 millones en las cuentas de la inmobiliaria, que cerró el primer trimestre con un endeudamiento financiero neto de 3.572 millones de euros, de los cuales 2.893 millones se corresponden con préstamos sindicados.

Las ventas del grupo hasta marzo subieron un 2% hasta los 8,9 millones de euros, sustentados por el alquiler de la cartera de patrimonio y los hoteles, dado que mantiene congelado el negocio de promoción de viviendas. En los tres primeros meses entregó apenas 45 viviendas, mientras mantiene un stock de pisos terminados sin vender de 217 unidades, repartidos en unas treinta ciudades.

De su lado, el negocio de arrendamiento de edificios le reportó 1,79 millones de euros, mientras que los hoteles le generaron 7,10 millones. Reyal cuenta con una cartera de patrimonio de 122.000 metros cuadrados de superficie, valorada en 191 millones de euros.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) alcanzó los 2,8 millones de euros, frente a una pérdida en el mismo trimestre del año anterior.

Un juzgado admitió en marzo a trámite la propuesta de convenio de acreedores de la empresa, afectada por el parón inmobiliario en un momento de fuerte endeudamiento tras la compra de Urbis. La propuesta de convenio pasa bien por la dación en pago de los activos de la compañía excepto "unos activos mínimos" o bien por una quita de entre el 88% y el 93% de la deuda para cancelar un préstamo sindicado de 2.276 millones de euros.

En la actualidad, la inmobiliaria está pendiente de que los acreedores se pronuncien antes del próximo 30 de mayo sobre su plan de pago de deuda que, en caso de aprobarse, supondría superar el concurso y evitar la liquidación.

A cierre del pasado mes de marzo, Reyal, que figura como uno de los principales morosos de Hacienda, presentaba un endeudamiento de 3.572 millones de euros, un 3% más que un año antes. La compañía presentaba un patrimonio negativo de 3.449 millones.

Las acciones de la compañía llevan suspendidas de cotización desde febrero de 2013, cuando el grupo presentó el concurso de acreedor