Público
Público

Resultados Sacyr reduce un 26,5% su beneficio a pesar de la aportación de Repsol

El 8,2% que la constructora tiene como segundo socio de la petrolera le reportó 55 millones en sus cuentas trimestrales

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

Junta general de accionistas de Sacyr. E.P.

Sacyr obtuvo un beneficio neto atribuible de 31,3 millones de euros en el primer trimestre, un 26,5% menos que un año antes, cuando se anotó ganancias extraordinarias por la venta de tres hospitales de Portugal, y a pesar de la aportación recibida por su participación en Repsol.

La compañía que preside Manuel Manrique se anotó 55 millones de euros en sus resultados trimestrales en virtud del porcentaje del 8,2% que tiene como segundo accionista de la petrolera. Este importe supera en un 48% al de 37 millones recibido el pasado año.

Por contra, las cuentas trimestrales de Sacyr no recogen aún impacto alguno derivado de la liquidación total de la deuda que la constructora tenía vinculada a esta inversión en Repsol, que vencía en enero de 2018, dado que se terminó de amortizar ya en el mes de abril.

En el plano operativo, la cifra de negocios de la compañía se elevó un 15,6% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta 785,9 millones, impulsada por el crecimiento de todas sus áreas de negocio y la actividad internacional.

Sacyr ya obtiene del exterior más de la mitad (el 55%) de su la facturación total, frente a la tasa del 48% de un año antes.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), por su parte, progresó un 16,5%, hasta 93,9 millones, de los que más de la mitad provinieron del negocio de concesiones.

En el capítulo financiero, al cierre de marzo la deuda financiera neta de la compañía se situaba 3.788 millones de euros, importe similar al de cierre de 2016. No obstante, si se descuenta la deuda vinculada Repsol liquidada en abril, el pasivo se sitúa en 3.015 millones de euros y arroja un recorte del 19% desde el inicio del año.

Impulso del negocio internacional

Por áreas de negocio, la de construcción se mantiene como primera fuente de ingresos de Sacyr, dado que hasta marzo le reportó 351 millones, tras crecer un 3,9%, gracias a que la actividad en el exterior se incrementó un 33% y "compensó la desaceleración del negocio en España", según explicó el grupo.

A cierre de marzo, la compañía contaba con una cartera de obras pendientes de acometer por valor de 4.463 millones de euros, un 8% superior a la del año anterior, de la que el 86% corresponde a proyectos internacionales.

De su lado, el nuevo negocio de construcción industrial es el que más creció, dado que disparó un 41,4% sus ingresos, hasta los 122 millones. Además, esta división ha elevado un 26% su cartera, que ya acumula proyectos por 2.636 millones de euros.

Valoriza, la división de servicios, se mantiene no obstante como segunda por ingresos, al generar 227,8 millones, y crecer un 21,5%, mientras que la de concesiones se mantiene estable en 131 millones.