Público
Público

Huelga de Ttráfico Retoman la huelga de examinadores de tráfico con un 80% de seguimiento

Hay convocadas jornadas de huelga cada lunes, martes y miércoles del mes de septiembre para exigir a la Dirección General de Tráfico una subida salarial y un aumento de la plantilla.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Imagen de archivo de una concentración de los examinadores del carné ante la sede central de la DGT / EFE

Los examinadores de Tráfico han retomado hoy la huelga, seguida por un 80,59 % a nivel nacional, y convocada cada lunes, martes y miércoles durante el mes de septiembre para exigir a la Dirección General de Tráfico (DGT) una subida salarial y mejores condiciones laborales, según datos de los convocantes.

Estos paros parciales, que ya se hicieron durante los meses de junio y julio, se producen después de que el pasado 23 de agosto la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) desconvocara "por sensibilidad con los casos más urgentes" la huelga indefinida prevista a partir de este lunes.

Los dos primeros meses de huelga, según los datos de la DGT, conllevaron la suspensión de 71.000 exámenes, pero la patronal de las Autoescuelas elevó esa cifra a 150.000, con un coste de 20 millones de euros.

La asociación de examinadores ha dejado "en manos de la DGT convocar al comité de huelga y negociar alguna salida", al tiempo que ha advertido de que "si Tráfico no reacciona, el conflicto continuará".

Los examinadores dicen que "si Tráfico no reacciona, el conflicto continuará"

Además de un aumento de plantilla, el colectivo de examinadores exige una subida del complemento salarial acorde con las características del puesto: elevada complejidad técnica, peligrosidad, penosidad y gran responsabilidad dentro de la seguridad vial.

"Este conflicto era perfectamente evitable si Tráfico hubiera cumplido con el colectivo examinador tal y como prometió hacerlo en 2015", cuando la administración se comprometió a elevar el complemento específico a este colectivo.

Sin embargo, la DGT ha defendido ante el Ministerio de Hacienda los argumentos de los examinadores "en numerosas ocasiones", pero la respuesta desde este departamento siempre ha sido que no se pueden aprobar subidas salariales al margen del resto de funcionarios del Estado que también aspiran a ellas.