Público
Público

Rosell defiende los becarios gratis de Jordi Cruz: "Vale todo el oro del mundo"

El presidente de la patronal considera que "es una gran experiencia" que un aprendiz trabaje sin cobrar en un restaurante con estrellas Michelin

Publicidad
Media: 1.25
Votos: 4
Comentarios:

El presidente de CEOE, Juan Rosell (d), y el presidente de la Comisión de Formación de CEOE, José Antonio Sarría (i), presentan el Libro Blanco sobre el sistema de formación en el trabajo./EFE

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, se ha posicionado a favor de los becarios gratis en los restaurantes con estrellas Michelin, como es el caso del chef Jordi Cruz, que ha generado una considerable polémica al considerar que para estos aprendices "es todo un privilegio" trabajar entre los fogones en jornadas maratonianas y sin ninguna remuneración.  

Rosell presentaba precisamente este martes el Libro Blanco sobre el sistema de formación en el trabajo y se le ha preguntado por la cuestión de los becarios en los restaurantes de lujo. "Cuando una persona, un potencial nuevo trabajador que quiere ser chef puede estar durante quince días o un mes aprendiendo de un chef de reconocido prestigio vale todo el oro del mundo", no ha dudado en señalar el presidente de la patronal.

Así, ha insistido en que si los chefs más importantes del mundo abriesen una web para hacer prácticas con ellos "se inundarían de solicitudes" y que los aspirantes a becarios no tendrían en cuenta las condiciones porque "es una gran experiencia".

Rosell: "Si tienes la oportunidad de estar al lado de los que más saben, vas a aprender más ahí que en toda la universidad"

No obstante, es consciente de que todo esto se podría regular y que se tendría que intentar que no se practicasen abusos, aunque cree que no se tienen que cerrar puertas si una persona tiene la oportunidad de trabajar al lado de alguien que sabe mucho. "Si tienes la oportunidad de estar al lado de los que más saben, vas a aprender más ahí que en toda la universidad", ha recalcado.

Rosell, a modo de chascarrillo, ha recordado que él también trabajó gratis, ya que cuando tenía 18 años su padre le consiguió unas prácticas en una empresa sin remuneración alguna y que él se consideraba "todo un privilegiado".