Público
Público

ryanair Ryanair cambia su política de equipajes: sólo se podrá llevar la maleta en cabina si se paga

La compañía de vuelos low-cost reducirá de 35 a 25 euros el precio de una maleta extra facturada y aumentará el peso permitido para el equipaje facturado, que pasará de 15 a 20 kilos, pero limita a un "bulto pequeño" el equipaje de mano.

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 12
Comentarios:

El consejero delegado de la aerolínea Ryanair, Michael O'Leary, durante una rueda de prensa el pasado 30 de agosto de 2017. | CARSTEN KOALL (EFE)

La compañía aérea Ryanair ha anunciado este miércoles su nueva política de equipaje, que empezará a aplicar a partir del próximo mes de noviembre. A partir de entonces, la compañía de vuelos low-cost  reducirá de 35 a 25 euros el precio de una maleta extra facturada y aumentará el peso permitido para el equipaje facturado, que pasará de 15 a 20 kilos. Pero esta bajada de tarifas esconde una nueva limitación: sólo los clientes que hayan pagado el denominado embarque prioritario podrán subir dos bultos —una maleta y un bolso o similar, como ocurría hasta ahora— a bordo del avión; el resto sólo podrá subir un bulto pequeño y tendrá que facturar su maleta en la bodega. El bulto grande que se bajará a bodega de forma gratuita no debe superar las dimensiones de 55x40x20 centímetros y no debe superar los 10 kilos. Los 20 kilos (antes 15) se aplican a la maleta facturada por 25 euros (antes 35 euros).

El embarque prioritario cuesta 5 euros y las tarifas ‘Plus’, ‘Flexi Plus’ y ‘Family Plus’, tarifas distintas a la tarifa básica, llevan incluido el Embarque Prioritario; de ahí que los pasajeros que vuelen con estas tarifas puedan subir también dos bultos a cabina.

Todos los demás pasajeros sin embarque prioritario podrán subir un solo bulto pequeño al avión, mientras que el bulto más voluminoso deberá bajarse a la bodega, libre de cargos, en la puerta de embarque, explica la compañía de bajo coste en un comunicado.

La reducción del precio para facturar una maleta de 20 kilos a 25 euros se aplicará a la hora de realizar la reserva. La facturación de maleta añadida después de la reserva o en el aeropuerto tendrá un coste de 40 euros.

La low cost irlandesa justifica esta nueva política de equipaje con el objetivo de "reducir el número de retrasos causados por los pasajeros que traen dos bultos de equipaje de mano".

"Al ser demasiados los clientes que transportan los dos bultos permitidos como equipaje de mano libre de cargo, con una ocupación muy alta (97 por ciento durante el mes de agosto), no hay suficiente sitio en los compartimentos de cabina para tantas maletas, lo que está generando muchos retrasos en embarques y vuelos", ha asegurado la aerolínea en un comunicado. 

La compañía señala que no se pueden acomodar más de 360 bultos de mano en aquellos vuelos que tienen una alta ocupación (2 maletas por 182 pasajeros).

El responsable de marketing y comunicación de Ryanair, Kenny Jacobs, ha cifrado en 50 millones de euros anuales el gasto que le supondrá aplicar a la compañía estos cambios en su política de equipaje en términos de reducción de tarifas de facturación por maleta. "Creemos que ofrecer la posibilidad de facturar equipaje más grande animará a más clientes a pensar en facturar su maleta. Así, se reducirá la alta cantidad de clientes con dos bultos en las puertas de embarque, algo que causa retrasos en los vuelos debido al elevado número de maletas que se bajan a bodega, tanto en la puerta de embarque como en la propia cabina", abunda la compañía en un comunicado. 

Medidas del equipaje y dos colas de embarque

En cuanto a las medidas del equipaje, los pasajeros con embarque prioritario podrán subir dos bultos dentro del avión: uno de tamaño normal (55x40x20cm) y uno de pequeño tamaño (35x20x20cm). Aquellos sin embarque prioritario solamente podrán subir a bordo con un bulto más pequeño. 

Para implementar este cambio en la política de equipaje, Ryanair habilitará dos colas en la puerta de embarque: una para clientes con prioridad de embarque (dos bultos) y otra para clientes sin prioridad (un bulto).

Ryanair señala que no permitirá viajar a ningún pasajeros sin prioridad de embarque que se niegue a bajar su bulto de mayor tamaño a la bodega, sin posibilidad de reembolso. Aquellos clientes con niños podrán traer una pequeña bolsa para bebés de cinco kilos.

Aquellos clientes que porten justificantes para artículos médicos podrán subirlos a bordo siempre y cuando contacten con la línea de asistencia con antelación y cumpliendo con los requerimientos del servicio de asistencia especial.