Público
Público

Plan estratégico Sabadell prevé ganar 800 millones en 2017 y reducir a la mitad los dudosos en 2020

El quinto banco español dice que el presente año será un ejercicio "de transición", en el que quiere centrarse en reducir costes, incluido el cierre de 250 sucursales y finalizar la integración de la plataforma tecnológica del británico TSB

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola. E.P.

Banco Sabadell espera cerrar 2017 con un beneficio neto de 800 millones de euros, un 12,6% superior al logrado un año antes, apoyado en la contención de costes, en el  crecimiento de las comisiones y en una estabilización de sus márgenes financieros. Así lo ha indicado este martes la entidad en la actualización de su plan estratégico remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio neto de 2016 se situó en 710 millones de euros y se vio impactado negativamente por varios extraordinarios, como la provisión de alrededor de 410 millones por las cláusulas suelo y la depreciación de la Libra tras el Brexit.

De este modo, el quinto banco español describe 2017 con un ejercicio "de transición", en el que quiere centrarse en reducir costes, incluido el cierre de 250 sucursales, la optimización de los servicios centrales y la finalización de la integración de la plataforma tecnológica de TSB.

Con los tipos de interés en mínimos históricos, el banco adquirió TSB a Lloyds en 2015 para incrementar los ingresos de las operaciones internacionales. Sabadell reiteró que espera que la economía británica, que supone alrededor de un 25% de sus beneficios gracias a TSB, se comporte mejor de lo esperado este año tras la decisión el pasado junio de Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

Para 2017 espera un margen de intereses (una medida que compara los ingresos de los préstamos menos el coste de los depósitos) crezca un 1% gracias a los menores costes de financiación y mayores tipos de interés en Reino Unido.

Asimismo, la entidad se ha marcado como objetivo reducir los activos dudosos a menos de 10.000 millones de euros para 2020, frente a los 18.781 millones de euros de 2016.

De cara a 2020, el banco presidido por Josep Oliu analiza tres áreas de crecimiento: España, un mercado donde con un coste de riesgo normalizado donde cuenta con un posición competitiva; Reino Unido, donde se trabajará en el desarrollo de nuevos negocios, y América, mercado donde ve oportunidades de crecimiento en banca corporativa y el lanzamiento de banca para particulares en México.