Publicado: 27.01.2016 12:16 |Actualizado: 28.01.2016 16:32

El Santander gana casi 6.000 millones en 2015, un 3% más

El banco de Ana Botín anota unos cargos negativos de 1.435 millones, que reducen un 98% los resultados del último trimestre. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
Una mujer con el carrito de su bebé pasa por delante de una oficina del Banco Santander. REUTERS/Andrea Comas

Una mujer con el carrito de su bebé pasa por delante de una oficina del Banco Santander. REUTERS/Andrea Comas

MADRID.- Banco Santander registró un descenso del 98% en el beneficio atribuible del cuarto trimestre castigado por unos cargos de 1.435 millones de euros en unos resultados que también destacaron por la mejora de su ratio de solvencia. De esta manera, el beneficio atribuible del cuarto trimestre se situó en 25 millones de euros.

Entre los cargos extraordinarios, la entidad dijo que en el último trimestre constituyó un fondo de 600 millones de euros para cubrir eventuales reclamaciones por la comercialización de seguros de protección de pagos en el Reino Unido. Sin los cargos extraordinarios, el beneficio ordinario registró un aumento de 0,3% a 1.460 millones de euros afectado por las dotaciones y la ralentización de la actividad en Brasil. Analistas habían previsto 1.494 millones de euros.



Por su parte, el beneficio atribuido de 2015, con elementos no recurrentes, subió un 3% a 5.966 millones de euros.

En relación con los niveles de solvencia, la presidente del banco, Ana Patricia Botín, señaló que el banco que no tenía planes para ampliar capital: "Quiero enfatizar que no necesitamos y no vamos a ampliar capital y no estamos planeando vender activos", dijo. 

Ana Patricia Botín: "No necesitamos y no vamos a ampliar capital y no estamos planeando vender activos"

La presidenta de la entidad reiteró todos los objetivos contenidos en el plan estratégico a 2018, entre los que destaca situar el core capital fully loaded por encima del 11 por ciento.
Además, la máxima ejecutiva del banco volvió a reiterar la estrategia del banco de centrarse en el crecimiento orgánico, con especial atención a los objetivos de aumentos y de fidelización de clientes.

Ana Botín, presidenta del banco español Santander, habla durante la presentación de resultados anuales en la sede de la compañía en Boadilla del Monte. REUTERS

En el último año, el índice sectorial de la banca en Europa ha caído en torno a un 19%, mientras que Santander se ha depreciado un 34% en el mismo período de tiempo, según datos de Thomson Reuters. Analistas han atribuido este peor comportamiento a las turbulencias en los mercados en un contexto de inquietud sobre la economía mundial y a que tiene unos niveles de capital inferiores a los de sus principales competidores europeos.

En la parte alta de la cuenta de resultados, el margen de intereses de 2015 subió un 9%, hasta los 32.189 millones, cuando analistas habían esperado una cifra de 32.004 millones. En el cuarto trimestre, este margen subió un 2,3 por ciento a 7.888 millones y batió las previsiones de 7.702 millones.

De hecho, la caída intertrimestral del 1,2% entre el cuarto y el tercer trimestre (en un momento de fuerte competencia en el sector por unos tipos en mínimos y un crédito estancado) menor al descenso estimado del 3,5 por ciento por parte de los analistas.

Bajan los resultados en Brasil, suben en el Reino Unido

Por áreas, Brasil, que representó un 19% del beneficio ordinario del grupo del cuarto trimestre, registró una caída del 12% afectado por la depreciación del real brasieño, mientras que en el Reino Unido, que supone un 23% del grupo, subió un 23%.

Un hombre pasa por delate del cartel que anuncia la presentación de los resultados anuales del Banco Santander. REUTERS/Sergio Perez

Un hombre pasa por delate del cartel que anuncia la presentación de los resultados anuales del Banco Santander. REUTERS/Sergio Perez

En España, que representa el 12% de su beneficio ordinario, el beneficio cayó en el cuarto trimestre un 67,5%. El margen de intereses doméstico bajó un 16% en comparativa interanual en el cuarto trimestre, aunque frenó su caída de forma intertrimestral al 7%.

En un momento en el que las entidades están pugnando por mejorar sus ratios de rentabilidad, Santander terminó el cuarto trimestre con un ROTE (retorno sobre recursos propios excluyendo fondo de comercio) del 9,8 por ciento, frente al 11,3 por ciento del tercer trimestre. En términos anualizados, el ROTE ya se situó en el 11 por ciento y en su plan estratégico a 2018, Santander prevé alcanzar un ROTE del 13 por ciento.


Etiquetas