Público
Público

Santander gana 6.619 millones en 2017, tras plusvalías y saneamientos de 897 millones

El beneficio del banco de Ana P. Botín cae en el último trimestre del año por ajustes extraordinarios en su filial de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las nubes se reflejan en la ventana de una sucursal del Banco Santander en Sevilla. REUTERS/Marcelo del Pozo

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 6.619 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 7% respecto al año anterior, tras registrar un cargo neto de plusvalías y saneamientos de 897 millones, según ha informado este miércoles la entidad.

Excluyendo este cargo neto de plusvalías y saneamientos, el beneficio atribuido ordinario aumentó un 14% en el año, hasta 7.516 millones de euros y el beneficio ordinario antes de impuestos se incrementó un 20%, hasta 13.550 millones de euros.

Los resultados muestran que Santander, el mayor banco de la zona euro por capitalización bursátil, está beneficiándose de su negocio en América Latina, mientras en España tiene problemas para mejorar la rentabilidad debido en parte a los bajos tipos de interés y la fuerte competencia.

"Latinoamérica ha crecido con fuerza este año, con una evolución muy destacada de nuestros negocios en Brasil y México" dijo Ana P. Botín, presidenta de Santander en un comunicado.

Los ingresos totales subieron un 10%, hasta 48.392 millones de euros, con crecimientos del margen de intereses y de los ingresos por comisiones del 10% y del 14%, respectivamente, mientras que los costes de explotación aumentaron a un ritmo menor que los ingresos, lo que permitió un incremento del margen neto del 12%.

En el cuarto trimestre de 2017, el grupo generó un beneficio atribuido de 1.542 millones de euros, un 4% menos comparado con el mismo periodo del año anterior, tras registrar un cargo neto de plusvalías y saneamientos en el cuarto trimestre de 2017, debido a saneamientos extraordinarios en EEUU.

En Estados Unidos, que supone un 4% del beneficio del banco, Santander se anotó pérdidas de 5 millones de euros tras asumir cargos adicionales no esperados, vinculados a provisiones por huracanes y un incremento de la participación en Santander Consumer USA al 69%. Santander compensó parcialmente las provisiones anunciadas con las plusvalías por la venta de la participación en AllFunds Bank y los ingresos por la reforma fiscal en EEUU.

El banco, que dice que ha cumplido todos sus objetivos estratégicos para 2017, cerró el año con un ratio de core capital tier-1 fully loaded de 10,84%, frente al 10,80%. Además, redujo su ratio de morosidad al 4,08% a finales de diciembre, desde el 4,24% en septiembre, tras vender una participación mayoritaria de una cartera inmobiliaria de 30.000 millones de euros heredada de Popular.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante la rueda de prensa de presentación de la cuenta de resultados de la entidad de 2017. EFE/Zipi

En la presentación de resultados, la presidenta del banco señaló que la incertidumbre política por la crisis catalana ha tenido algo de impacto en el negocio de Santander España: "Es evidente que ha habido una cierta ralentización en Barcelona y en Catalunya y esto ha impactado algo las cifras de España, pero se está reactivando la actividad", dijo.

Botín calificó además de positiva la reforma fiscal de EEUU, y dijo que permitirá al banco subir los salarios de sus empleados en el país. "Es positivo el hecho de que que haya una reforma impositiva donde la mayoría, bancos y empresas, han dicho que van a invertir más no sólo en crear más puestos de trabajo, sino también en subir sueldos y esto lo vamos a hacer nosotros y lo van a hacer otros", indicó. 

Botín descarta fusiones transfronterizas en Europa

Botín, además, dijo que no se producirán fusiones transfronterizas "significativas" hasta que no se complete la Unión Bancaria, con  una libre circulación de capitales y un fondo de garantía de depósitos a nivel comunitario.

"Existen temas estructurales que hay que arreglar para que podamos empezar a considerarlo", apuntó Botín, quien insistió en que el banco no tiene "ningún plan para comprar nada en Europa". En cambio, la presidenta de Santander sí que ha indicado que la entidad podría lanzar "iniciativas digitales" en otros países europeos.

En relación a España, la presidenta de Santander cree que con la configuración actual del mapa bancario existe una "gran competencia", por lo que no ve necesaria una mayor concentración del sector.