Publicado: 23.08.2016 13:11 |Actualizado: 23.08.2016 15:20

La Seguridad Social pierde afiliados extranjeros en julio tras cinco meses de ascensos

Uno de cada cinco inmigrantes trabaja en la hostelería y los rumanos suponen la mitad de los trabajadores extranjeros que provienen de la Unión Europea.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Un trabajador extranjero en una cafetería. E.P.

Un trabajador extranjero en una cafetería. E.P.

MADRID.- La Seguridad Social perdió 688 cotizantes extranjeros en julio, un 0,04% con relación al mes anterior, según ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Este descenso de afiliados extranjeros pone fin a cinco meses consecutivos de ascensos.

El número de inmigrantes en alta se situó al finalizar julio en 1.747.114 personas, de los que 1.464.525 cotizaban al Régimen General; 277.581 al de Autónomos; 4.783 al del Mar, y 225 al del Carbón.



En términos interanuales, el número de afiliados extranjeros aumentó en 86.120 personas, lo que supone un 5,2% más que en julio de 2015, la tasa más alta desde 2007. 

Dentro del Régimen General, un total de 297.252 extranjeros, el 20,3%, trabajaba en la hostelería, mientras que el 12,5% lo hacía en el comercio (183.506 afiliados), y el 7,9% en las actividades administrativas y servicios auxiliares (115.774 cotizantes).

Asimismo, y dentro de este régimen, 185.332 extranjeros se encuadraban en el sistema especial agrario, un 10% menos que en junio, y 196.273 en el del hogar, con un retroceso mensual del 1,1%. 

De la cifra total de ocupados en julio 958.473 son hombres y 788.641, mujeres.

Rumanos, los más numerosos

Del conjunto de inmigrantes afiliados a la Seguridad Social a cierre de julio, casi seis de cada diez procedían de países no comunitarios (1.012.277) y el resto (734.836) provenían de países miembros de la UE.

Dentro de los países no comunitarios, 204.915 eran de nacionalidad marroquí y 96.063 de nacionalidad china. Ecuador totalizaba al finalizar el mes pasado 71.662 trabajadores cotizantes, seguido de Colombia, que cuenta con 55.427 cotizantes.

El resto de afiliados no comunitarios se reparten entre Bolivia (53.648), Ucrania (41.031), Paraguay (34.872), Perú (31.398), Pakistán (31.347) y Argentina (31.044).

Por su parte, de los que proceden de la UE-27, rumanos, italianos y británicos son los más numerosos, con 312.132, 89.458 y 58.686 cotizantes, respectivamente. Les siguen búlgaros y portugueses, con 55.789 y 44.197, y franceses y alemanes, con 42.290 y 40.560 afiliados.

Catalunya y Madrid concentran el 44% de los extranjeros

Por comunidades autónomas, Catalunya y Madrid siguieron concentrando algo más de cuatro de cada diez extranjeros afiliados a la Seguridad Social a cierre de julio, al sumar entre ambas el 44,1% del total de inmigrantes ocupados. En concreto, Catalunya contaba con 423.746 extranjeros cotizantes, mientras que en Madrid la cifra era de 348.282.

Tras estas dos regiones se situaron Andalucía, con 189.802 afiliados extranjeros; Comunidad Valenciana, con 181.152 ocupados; Baleares, con 101.670; Canarias, con 83.043; Murcia, con 78.005; Aragón, con 70.767; Castilla-La Mancha, con 60.191; País Vasco, con 52.654, y Castilla y León, con 49.880.

Las comunidades con menor presencia de inmigrantes en alta a la Seguridad Social al finalizar julio fueron Galicia, con 30.686 extranjeros; Navarra, con 21.186; La Rioja, con 13.251; Asturias, con 13.002; Extremadura, con 11.960; Cantabria, con 10.870, y las ciudades autónomas de Melilla, con 4.410, y Ceuta, con 2.557.

En términos mensuales, el número de afiliados extranjeros aumentó en nueve comunidades y bajó en ocho. Los mayores repuntes se dieron en Cantabria (+6,5%) y Baleares (+3,7%) y los descensos más acusados los registraron Andalucía (-7,6%) y La Rioja (-6,6%). En valores interanuales, la afiliación a la Seguridad Social de extranjeros creció en todas las regiones.