Público
Público

Los sindicatos de la Agencia Tributaria anuncian movilizaciones por la falta de medios para luchar contra el fraude

Los inspectores fiscales dicen que la AEAT está  "al límite" de su funcionamiento operativo y denuncia la "actitud irresponsable" del Gobierno

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4
Comentarios:

Un oficina de la Agencia Tributaria. EUROPA PRESS

Los sindicatos en la Agencia Tributaria (SIAT, CC.OO., UGT y CSIF) han anunciado el inicio de movilizaciones para exigir al Gobierno que cumpla con el compromiso de reforzar la lucha contra el fraude, mediante las convocatorias extraordinarias de puestos para la AEAT en la oferta de empleo público y el desbloqueo de la carrera profesional de los empleados de la AEAT.

Por su parte, la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) ha advertido de que la Agencia Tributaria se encuentra "al límite" de su funcionamiento operativo por la "carencia" de medios y ha denunciado la "actitud irresponsable" del Gobierno en la lucha contra el fraude fiscal y ha mostrado su "profunda preocupación" por la situación en la que puede quedar la Administración Tributaria si no se modifican los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Los sindicatos denuncian que en los últimos años la Agencia Tributaria ha perdido alrededor de 4.000 efectivos, poniéndose con ello "en riesgo" la lucha contra el fraude fiscal, la economía sumergida, el blanqueo y fuga de capitales.

A pesar de ello, los sindicatos critican la "renuncia" del Gobierno a combatir el fraude y la economía sumergida, ya que "no muestra interés en solventar esta situación, y con falsas promesas de potenciar la lucha contra el fraude, como se ha en la Ley de Presupuestos del Estado para el año 2017, donde se niega a reponer estos efectivos perdidos".

De esta forma, señalan que los objetivos de recaudación y rebaja del déficit público exigidos por Bruselas "no podrán cumplirse y serán, de nuevo, los ciudadanos, quienes sufran las consecuencias negativas al rebajarse la prestación de servicios públicos, como educación, sanidad y seguridad, ante la falta de ingresos".

SIAT, CCOO, UGT y CSI-F subrayan la "urgencia" de reponer las jubilaciones de empleados públicos que se han producido y las que tendrán lugar este ejercicio, que supondrán una pérdida de empleados públicos dedicados a la lucha contra el fraude de otros 1.500 efectivos.

Por ello, ven "necesario y urgente" aprobar un incremento adicional de plazas en la oferta de empleo público, para alcanzar una tasa de reposición "razonable" que permita llevar a cabo una lucha contra el fraude fiscal "eficaz" y que en ningún caso supondría un desequilibrio presupuestario en la ley de Presupuestos para el año 2017.

Según los sindicatos, el Gobierno sabe que no perjudicaría a los Presupuestos, ya que por cada euro invertido en el personal de la Agencia Tributaria revierten al Estado más de 20 euros, potenciándose así la recaudación y la lucha contra el fraude fiscal.

Además, solicitan la actualización de la carrera profesional de los empleados públicos de la AEAT, bloqueada desde el año 2012.

Las organizaciones sindicales están manteniendo reuniones para concretar las medidas a tomar para exigirle al Gobierno que ponga los medios necesarios.

Los inspectores advierten de la falta de medios

En una nota, los inspectores muestran su preocupación especialmente por el futuro de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), de no incorporarse modificaciones "sustanciales en" la tramitación parlamentaria, actualmente en el Senado, en parte del articulado del Proyecto de Ley de Presupuestos para 2017.

Según la IHE, los importes de los créditos asignados en el proyecto de ley a la aplicación del sistema tributario estatal y los establecidos en el artículo 17 constituyen un "brindis al sol", y advierte de que es "imposible" que la Agencia Tributaria pueda utilizar y gastar esos recursos asignados debido a las cautelas y limitaciones establecidas en los propios presupuestos. En concreto, se refiere a los artículos 18, 19, 31, 34 y disposiciones adicionales trigésimo cuarta y trigésimo séptima del proyecto de ley de PGE.

En este sentido, IHE considera que la actitud del Gobierno ha generado unas expectativas "ficticias" porque "no persigue el incremento efectivo de recursos en la lucha contra el fraude sino sólo conseguir la aprobación de unos Presupuestos por un Gobierno en minoría".

"Las políticas de recortes iniciadas con la crisis en 2008 siguen activas, sin haberse producido giro alguno en la dotación de recursos a la Administración Tributaria, de tal forma que el itinerario no ha variado un ápice respecto al marcado en años anteriores", denuncia.

La organización denuncia que las condiciones en las que los funcionarios de la Agencia Tributaria se han visto obligados a trabajar en estos últimos años han llegado al extremo de situarla en la actualidad "al límite de su funcionamiento operativo".

A este respecto, alerta de que la carencia de medios afecta a todos los cuerpos y escalas de funcionarios. En concreto, según la IHE en el tramo superior de funcionarios faltan inspectores de Hacienda, como también en los niveles medios, pues los inspectores carecen de actuarios del cuerpo técnico, que son quienes bajo las órdenes del inspector colaboran en la lucha contra el fraude, en número y niveles suficientes para formar adecuadamente los equipos de inspección.

Según los inspectores, la carencia se extiende también al resto de áreas operativas de la AEAT y al resto de funcionarios, como agentes tributarios, TIC o Servicios de Vigilancia Aduanera. En la actualidad la Administración Tributaria cuenta con 3.000 funcionarios menos que en al año 2009.

Según los inspectores de Hacienda, la organización ha intentado trasladar esta situación de "profunda preocupación" al secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, a quien corresponde la presidencia de la AEAT, si bien "todos los intentos para mantener una reunión y poner de manifiesto todas estas carencias han resultado infructuosos hasta la fecha".

Por último, IHE denuncia el hecho de seguir sin un Estatuto en la AEAT. "Los cambios políticos, sociales, tecnológicos, económicos, financieros y tributarios acaecidos en el mundo y en particular en nuestro país en los últimos 25 años han sido asombrosos y, sin embargo, el buque insignia español en la lucha contra el fraude fiscal sigue con el mismo marco legal y la misma estructura organizativa, con lo que se corre el riesgo del ensimismamiento y autocomplacencia", apuntan.

IHE considera que no existe "ningún impedimento" para aprobar un estatuto del que existen ya varias redacciones, incluida la de Inspectores de Hacienda del Estado, y se alcance el máximo consenso sobre el modelo de Administración y de Agencia Tributaria moderna que requiera España.