Publicado: 10.02.2015 21:53 |Actualizado: 08.09.2015 21:00

Los sindicatos amenazan con
una huelga en Vodafone el 21
de septiembre contra el ERE

La operadora planea el despido de casi 1.300 trabajadores tras la compra de ONO.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Empleados de Vodafone protestan contra el ERE en la madrileña Puerta del Sol. E.P.

Empleados de Vodafone protestan contra el ERE en la madrileña Puerta del Sol. E.P.

MADRID.-  Los sindicatos mayoritarios de Vodafone y Ono están estudiando convocar una huelga a nivel nacional para el próximo 21 de septiembre, así como otras medidas de presión, ante la negativa de la empresa a retirar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) propuesto para un total de 1.297 trabajadores, según han informado a Europa Press fuentes sindicales.

El ERE plateado afectará a 492 empleados de la filial española de Vodafone y a 805 de Ono, que fue adquirida por el grupo británico el pasado año. Ono cuenta con una plantilla de 2.500 trabajadores y Vodafone emplea a 3.700 personas, por lo que el ERE afectaría al 20,9% del total de ambas empresas, que suman 6.200 empleados.



Estas fuentes han explicado que, además de la huelga de 24 horas, que deberá solicitarse por la vía habitual en los plazos previstos, los sindicatos plantean concentraciones el 23 de septiembre en todos los centros de Ono y Vodafone y manifestaciones el 19 de septiembre en Madrid.

El pasado martes comenzó el período de consultas de los dos procesos de despidos colectivos y hoy se han reunido ambas mesas, una para Vodafone, convocada a las 9.30 horas, y otra para Ono, convocada a las 16.00 horas. La próxima reunión será previsiblemente el próximo jueves. En las mesas de negociación hay un total de 13 delegados sindicales. En concreto, en Ono el sindicato STC tendrá cinco representantes, UGT cuatro y CCOO otros cuatro. Por su parte, en Vodafone habrá siete representantes de UGT, cuatro de CCOO y dos de STC.

Fuentes de CCOO han explicado que han presentado alegaciones a la "extensa" documentación presentada por la compañía y han pedido la retirada del ERE. "Mantenemos que el ERE no está justificado. No vemos consistencia en sus razones económicas, ni productivas, ni organizativas", han indicado. El sindicato pide además información adicional y un plan sobre los objetivos de la compañía de cara al futuro.

Desde UGT han subrayado que hay alternativas a dicha destrucción de empleo como son la movilidad funcional, la formación y una adecuada reorganización de recursos. "Tras examinar detalladamente la documentación aportada para intentar justificar este procedimiento de extinción de empleo, debemos mantener nuestro más absoluto rechazo ante el mismo, por injusto e infundado", han añadido.

Por su parte, STC ha indicado a Europa Press que no hay motivos para los despidos planteados, ya que la posible redundancia de algún puesto laboral no es "significativa" puesto que los negocios de las compañías se desarrollaban en segmentos diferentes. Desde STC han recordado además que las plantillas de ambas empresas ya se vieron afectadas por ERE recientemente.

Un ERE anterior

Vodafone anunció en marzo de 2014 la compra de la firma de cable Ono por un importe total de 7.200 millones de euros, incluyendo la deuda del grupo español. La operación se cerró cuatro meses después tras obtener a principios de julio la aprobación sin condiciones por parte de la Comisión Europea.

Antes de la adquisición de Ono, Vodafone ya emprendió un despido forzoso en 2013, cuando la empresa pactó con los sindicatos un ERE que incluyó el despido de 620 trabajadores, la externalización de servicios, con 130 empleados afectados, así como cambios en las condiciones laborales para otras 150 personas. Por su parte, Ono aplicó un ERE que afectó a 988 trabajadores en 2009.

Etiquetas