Público
Público

Huelga de basuras Los sindicatos convocan huelga indefinida de recogida de basuras en Madrid para el 12 de junio

CCOO, UGT y CGT protestan por la negativa de las empresas adjudicatarias a negociar un convenio colectivo único para todos los trabajadores del servicio. El Ayuntamiento llama a negociar para evitar el paro y pide un convenio único

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Basura acumulada junto a unos contenedores del centro de Madrid durante la huelga de limpieza viaria y jardinería en 2013.- REUTERS

Los sindicatos CCOO, UGT y CGT ha convocado una huelga indefinida en el servicio de recogida de basuras de Madrid en protesta por la negativa de las empresas adjudicatarias a negociar un convenio colectivo único para todos los trabajadores.

Según fuentes sindicales, el paro se ha registrado este lunes y está previsto para las 7.00 horas del 12 junio. Una huelga que llega después de que terminara sin acuerdo una reunión el pasado 12 mayo, cuando las adjudicatarias de dos de los tres lotes en los que se divide la contrata se negaran a constituir la mesa de negociación del nuevo convenio.

Las fuentes sindicales consultadas explican que las empresas planteaban una negociación de convenios de empresa en lugar de un convenio único para los aproximadamente 1.600 trabajadores que recogen los residuos de toda la ciudad, algo que había sido lo habitual hasta ahora.  "Nos podemos encontrar en un futuro que haya condiciones diferentes para los trabajadores de un mismo servicio", afirma a Público  Santigo Mora, de UGT.

El servicio de recogida de basuras está actualmente dividido en tres lotes cuya gestión está adjudicada a las empresas FCC, a una UTE formada por Valoriza, Acciona, OHL y Ascan y a una tercera UTE formada por Urbaser y Ferrovial. FCC y las empresas del segundo lote fueron las que se negaron a negociar el convenio único, apuntan los sindicatos.

Si no hay acuerdo, la huelga puede afectar al World Pride,
el 23 de junio

La huelga ha sido aprobada por unanimidad en una asamblea celebrada el pasado 18 de mayo, en la que los sindicatos expusieron la situación a los trabajadores. Después de una nueva reunión de intermediación del Instituto Laboral de la  Comunidad de Madrid, Valoriza, Acciona, OHL y Ascan (las concesionarias del segundo lote), se mostraron partidarias de negociar el convenio único para evitar la huelga, pero FCC mantuvo su posición inicial, explica a Público Félix Carrión, secretario de negociación colectiva de Construcciones y Servicios de CCOO Madrid, quien añade que si no hay una solución antes del día 12 comenzará la huelga.

"No sabemos por qué ahora quieren pactar así", afirma el sindicalista, que hace hincapié en el trabajo es el mismo en cualquier zona de Madrid y que este cambio es "un capricho" de las empresas que va a perjudicar a los trabajadores y a los ciudadanos que pueden sufrir los efectos de una huelga de basuras a las puertas del verano. El paro es indefinido y, si no hubiera acuerdo, podría afectar a la celebración del World Pride Madrid 2017, el 23 de junio, que se prevé que atraiga a la capital a tres millones de personas.

Ayuntamiento pide un convenio único

Los sindicatos se han reunido también con la concejala de Medio Ambiente de la capital, Inés Sabanés, a la que han pedido que actúe como mediadora entre trabajadores y empresas para evitar el conflicto. Fuentes del Ayuntamiento han asegurado que el consistorio ha pedido que se forme una mesa para negociar un convenio único.

Aunque aclara que no puede interferir en un conflicto entre empresas y sindicatos, como titular del servicio es consciente de que debe "intermediar y garantizar el servicio", por lo que ha hecho un llamamiento a las partes para que no se llegue a la huelga. "El Ayuntamiento está trabajando para que no haya huelga y se constituya la mesa de negociación", afirma el consistorio, que considera que el actual contrato de recogida de residuos "permite un buen servicio y un buen convenio". Por eso, desde Cibeles hacen "un llamamiento claro a que se sienten a negociar" y remarcan que "para el servicio es importante que haya un convenio único".

"Los trabajadores tenemos claro que sólo vamos a negociar un convenio único que garantice las mismas condiciones para todos y no vamos a consentir que se pretenda parcelar nuestros derechos o se creen diferencias o desigualdades", aseguran los tres sindicatos con representación en el sector, quienes insisten en que llegarán "hasta donde tengamos que llegar” porque cuentan con el respaldo unánime de los empleados de este servicio municipal.