Publicado: 07.10.2016 14:42 |Actualizado: 07.10.2016 14:42

Stiglitz cree que un Estado catalán sería económicamente viable

El Nobel de Economía, de paso por Barcelona, ve incompatible el crecimiento económico con los ajustes que Bruselas pide a España.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El Nobel de Economía Joseph E. Stiglitz en una imagen de su gira por España. / MARISCAL (EFE)

El Nobel de Economía Joseph E. Stiglitz en una imagen de su gira por España. / MARISCAL (EFE)

El ganador del Premio Nobel de Economía de 2001, Joseph E.Stiglitz ha presentado este viernes en Barcelona su libro El Euro y a buen seguro que ha dejado contentos a los que reclaman la independencia de Catalunya: el prestigioso economista ha afirmado que una hipotética Catalunya independiente sería económicamente viable.

Su argumento es que países más pequeños que Catalunya, como Islandia, han conseguido recuperarse mejor y más rápido de la crisis.



Stiglitz ha resaltado que en el debate sobre la independencia de Catalunya hay que analizar dos aspectos: las cuestiones políticas y de integración en la UE —sobre las que ha declinado posicionarse— y las cuestiones puramente económicas.

"En un mundo globalizado es más fácil para un país pequeño funcionar y funcionar relativamente bien", ha dicho, y ha puesto el ejemplo de Canadá, que ha constatado que funciona mucho mejor que si se integrara en Estados Unidos.

"Si analizamos Europa, podemos ver países muy pequeños como Islandia que lo están haciendo bien, lo que se debe a que tienen un tipo de cambio flexible que les permitió recuperarse más rápidamente y mucho mejor de la crisis", según él, y ha destacado que Catalunya es más de diez veces mayor que Islandia.

"Si preguntamos si Catalunya sería factible, en un contexto de apertura de mercados y en la comunidad económica europea, con todos los acuerdos económicos, sí, claramente, sería muy factible", ha sostenido Stiglitz.

En el ámbito político, ha manifestado que habría que analizar las consecuencias que tendría en la reorganización de los Estados Nación que construyeron la UE, y se ha preguntado: "Tener una Europa no sólo con 28 países, sino con 40, ¿podría funcionar? ¿Podría asegurar el bien público común?", y no ha querido opinar más.

Los riesgos de España

Stiglitz también se ha referido a la situación económica de España. El Nobel de Economía ha asegurado que los ajustes estructurales de 10.000 millones de euros hasta 2018 que la Comisión Europea pide a España a cambio de perdonarle el incumplimiento del déficit de 2015 "no son compatibles" con el crecimiento económico en el país.

"Me quedé chocado cuando la Comisión dijo que, justo ahora que empezaban a recuperarse, iba a multar a España y a Portugal porque tienen un déficit superior al 3%. ¿Y esta cifra de dónde viene? No hay ninguna teoría económica que diga que el 3% sea la cifra mágica, se la han inventado", ha reprochado.

"Esto ilustra la rigidez de las instituciones europeas, lo que ha hecho que disminuya la confianza en la eurozona", ha agregado Stiglitz.

CStiglitz ha afirmado que el crecimiento económico en España no es tan importante como se dice desde el Ejecutivo: "El Gobierno ha intentado vender que hay brotes verdes o que la recuperación está de camino", mientras que la tasa de paro se mantiene alrededor del 20%.

Ha puesto como ejemplo la recesión de Estados Unidos en 1981, cuando la tasa de paro alcanzó el 10%, y ha constatado que para empezar a reducir el paro necesitó un crecimiento del PIB del 6%, prácticamente el doble que el que tiene España, que ha llegado a niveles de paro del 25% durante la crisis.

"Vosotros habéis tenido una recesión mucho más larga y profunda, que debería ir acompañada de tasas de crecimiento mucho más elevadas. La situación ahora es mejor, pero no es suficiente para lo que podríamos denominar una recuperación adecuada para hacer que la tasa de paro baje", ha añadido.

Stiglitz ha argumentado que una de las razones de la elevada tasa de paro, sobre todo del paro juvenil, es la migración, lo que ha alertado de que debería ser una preocupación: "Algunos jóvenes más talentosos abandonan el país y esto debilita las perspectivas de España para el futuro".

Mutualizar la deuda

El Premio Nobel ha lamentado la falta de acuerdo en las instituciones europeas para las reformas que serían necesarias para mejorar la zona euro, entre las que ha destacado la "mutualización de la deuda" y la creación de un fondo de solidaridad a través de un mecanismo por el cual los países con superávit como Alemania tomen parte de la carga del ajuste.

"La carga se coloca en los hombros de los países con déficit, lo que no sólo es injusto, sino extraordinariamente costoso", ha avisado, y ha considerado que el superávit debería ser fiscalizado a través de un impuesto.