Público
Público

Subida salarial Sindicatos y patronal firman el pacto que subirá los sueldos un máximo del 3% hasta 2020

Los agentes sociales han puesto de relieve la importancia que tiene haber alcanzado este acuerdo tras "un periodo largo sin acuerdos".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Antonio Garamendi (i), Juan Rosell (2i), Fátima Bañez (3d), Magdalena Valerio (3i), Unai Sordo (2d), y Pepe Álvarez (d) durante la firma del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2018-2020.-EFE/Chema Moya

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, el de UGT, Pepe Álvarez, y los presidentes de CEOE, Juan Rosell, y de Cepyme, Antonio Garamendi, han firmado oficialmente este jueves el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) por el que los salarios subirán hasta un 3% por cada año del periodo 2018-2020.

La firma oficial ha contado con la presencia de la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, y con la de la exministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, a la que se le ha agradecido que haya puesto "la pista de aterrizaje" para hablar en el pacto de salarios de más cosas que de la subida salarial.

Los agentes sociales han puesto de relieve la importancia que tiene haber alcanzado este acuerdo tras "un periodo largo sin acuerdos". Álvarez ha recalcado la importancia que tiene la recuperación del diálogo social como instrumento fundamental de la solución de los conflictos laborales en España.

"Creo que hoy, con la firma de este acuerdo, después del proceso de debate que ha habido en las diferentes organizaciones, se inicia un camino nuevo, que para UGT nos tiene que llevar a la recuperación real", ha apostillado el líder de UGT. Sordo, por su parte, ha resaltado que es un acuerdo "de mucha trascendencia e importancia", que pone de relieve la responsabilidad que deben tener los agentes sociales en la marcha del país.

Álvarez también ha señalado que encara esta nueva etapa de diálogo "con la ilusión y esperanza" de que se pueda iniciar un camino que permita la recuperación de derechos laborales, sociales y de las plenas libertades en lo que respecta a la acción sindical y ha pedido a los grupos políticos que trabajen de manera conjunta para que los temas que van a negociar con el Gobierno "cuenten con un amplio soporte parlamentario".

Para Sordo, el AENC es "una buena medida" de redistribución para que las empresas "no basen su rentabilidad en salarios bajos". "Creo que el sistema laboral tiene evidentes márgenes de mejora y es una actitud inteligente emplazar al diálogo y a la negociación con instituciones y diálogo político para mejorar el modelo laboral", ha apostillado, tras afirmar que se abre un marco tripartito de diálogo con "mucho interés" y que sitúa a los interlocutores sociales "al frente" para abordar los problemas que tiene España.

Los empresarios, por su parte, han resaltado que el incremento de los salarios es "decente e inteligente" y han pedido al Gobierno y a sindicatos que en la negociación tripartita que se abre ahora sean "valientes y arriesgados", porque "hay muchas cosas que cambiar". "La nueva revolución tecnológica nos va a influir para siempre, seamos valientes, arriesguemos, porque cuanto antes cambiemos, mejor", ha afirmado Rosell.

Además, el presidente de la CEOE ha asegurado que la subida de salarios alcanzada es "problemática", sobre todo, para las pequeñas empresas, aunque ha puesto de relieve que estas ya empiezan a impulsar los salarios al alza. "El crecimiento de los salarios es bueno para la sociedad, pero para ello necesitamos empresas productivas, punteras, rentables y con éxito", según Rosell.

Garamendi también ha resaltado que muchas partes de este acuerdo "le cuestan" a la patronal y ha pedido a los grupos parlamentarios consenso, porque considera que la negociación funcionará "si todos trabajan en el mismo camino y hay consenso". "Nosotros desde la dificultad lo hemos conseguido y con posiciones divergentes, pero con un mismo objetivo común", ha resaltado.

Para la patronal, es necesario hablar de absentismo, de economía sumergida, porque "es el problema real de España", de productividad y de formación, porque "para conseguir empresas competitivas son necesarios trabajadores competitivos".

Durante el acto, también se ha realizado un recuerdo especial para la exsecretaria de Acción Sindical de CCOO, Mercedes González, que falleció el pasado mes de junio, y que fue clave en la negociación de este acuerdo de salarios.

Aunque las partes alcanzaron un preacuerdo el pasado 25 de junio, la firma oficial del mismo se ha demorado unos días debido a que el texto debía someterse a los órganos directivos correspondientes de los agentes sociales.

Así, la Junta Directiva de la CEOE aprobó el acuerdo por unanimidad el pasado martes 26, mientras que el Consejo Confederal de CCOO lo ratificó el jueves 28. Ayer fue el turno del Comité Confederal de UGT, que ha dado el visto bueno al acuerdo tras la consulta realizada en la última semana a sus delegados y afiliados.

También han hecho acto de presencia en la firma del AENC el presidente del CES, Marcos Peña; la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas; la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, el diputado de Cs Sergio del Campo, y el diputado del PdCAT Carles Campuzano, entre otros.

Subidas para los salarios más bajos

El acuerdo contempla, por cada año de vigencia, aumentos salariales cercanos al 2% más un 1% variable ligado a determinados factores, como productividad, resultados o absentismo injustificado.

Los objetivos del acuerdo pasan por impulsar la creación de empleo, mejorar la empleabilidad de los trabajadores y la competitividad de las empresas y luchar contra la economía sumergida.

Consta de dos partes: el pacto de negociación colectiva en sí, de carácter bipartito, y un anexo donde sindicatos y empresarios mencionan una serie de temas que, de común acuerdo, quieren abordar con el Gobierno en el marco del diálogo social tripartito.

Además de subidas salariales de hasta el 3% por cada año de vigencia del acuerdo (2018-2020), los agentes sociales instan a que, de manera progresiva, se establezca un salario mínimo de convenio de 14.000 euros anuales (1.000 euros al mes por catorce pagas).

Según cálculos de CCOO, esta medida podría conllevar incrementos salariales en la mayoría de los convenios de entre el 12% y el 20% y, en algún caso concreto, podría suponer aumentos incluso de hasta el 38%.

Asimismo, y entre otros elementos, el acuerdo emplaza a las Administraciones Públicas a que, cuando haga contratos públicos, tenga en cuenta los criterios salariales establecidos en este pacto.

Al mismo tiempo, el acuerdo contempla la posibilidad de que los convenios incluyan cláusulas de revisión salarial, cuya redacción dejan a elección de los negociadores, y medidas para impulsar la renovación y actualización de los convenios mediante la articulación de reglas sobre vigencia, 'ultraactividad' y procedimiento negociador.