Publicado: 05.09.2016 13:04 |Actualizado: 05.09.2016 18:03

Telefónica abre puerta a que sus clientes cobren a Google o Facebook por los datos personales que tienen

La operadora prepara una plataforma para que los usuarios decidan sobre sus datos y su vida digital y el uso que de ellos realizan las grandes compañías de Internet

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete (c); el consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao (d), y el presidente de Orange, Stéphane Richard, conversan antes de participar  en el 30 Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital, ce

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete (c); el consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao (d), y el presidente de Orange, Stéphane Richard, conversan antes de participar en el 30 Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital, celebrado en el marco de la programación de los cursos de verano de la UIMP, en Santander. EFE/Pedro Puente Hoyos

SANTANDER.- Telefónica trabaja en un nuevo servicio a través del cuál sus clientes recuperen la soberanía sobre sus datos personales y sean ellos los que decidan que parte de su vida quieren compartir con compañías de internet como Google o Facebook y a cambio de qué.

Hasta la fecha, los operadores con red criticaban a estas empresas con el argumento de que ellos invertían en la infraestructura y pedían a las llamadas Over-The-Top (OTT, empresas que proporcionan servicios online como video, televisión y otros servicios de información y comunicación) un canon por el uso de la red, una reclamación nunca atendida. Ahora se ha cambiado el paso. Telefónica está estudiando diferentes fórmulas para que el cliente controle sus datos y que pueda incluso intentar monetizarlos.

El nuevo servicio, al que han denominado cuarta plataforma, ha sido presentado este lunes por el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, en el Encuentro de Telecomunicaciones que se celebra desde hoy y hasta el próximo jueves en Santander, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la patronal tecnológica AMETIC.

En los últimos años se está produciendo un crecimiento exponencial en el tráfico de datos en las redes de telecomunicaciones a nivel mundial. En el caso de Telefónica, el crecimiento es del 50% anual y un 80% corresponde a tráfico de vídeos.



"Vamos a poner a través de la red de forma transparente en manos de los usuarios todos los datos y el valor de su vida digital para que sean ellos los que decidan si quieren acceder a esas plataformas o no o qué parte de su vida quieren proteger o bloquear ellos mismos a través de la red", ha afirmado Álvarez-Pallete.

De esta forma será el usuario el que decida directamente en su relación con las compañías Over The Top y cuál será la propuesta de valor que se derive de la relación que mantienen ambas partes.

Al respecto, ha defendido que la responsabilidad de los operadores es explicar a los usuarios a través de la red qué es la digitalización y lo que está suponiendo en sus vidas, así como transmitir cuál es el valor que tiene su información para que sean ellos los que establezcan la frontera entre lo que quieren compartir o no.

Álvarez-Pallete ha remarcado que llevan año y medio trabajando en este proyecto y que la parte operativa de esta propuesta se está preparando. Así, ha añadido que es algo "complicado", ya que tiene una parte de arquitectura que requiere integrar sistemas de la red con sistemas nuevos de almacenamiento, de procesamiento y de ordenamiento.

"Estamos analizando varias interfaces, pero queremos que sea muy tecnológica en el sentido que serán sencillas de usar y fáciles de entender", ha explicado Álvarez-Pallete, que ha incidido en el que objetivo es que el cliente le vea valor a pertenecer a un red "inteligente, potente, ágil y veloz como la de Telefónica que tiene una contrtapartida que es que puede gestionar su vida digital".

Vodafone respalda la propuesta

Por su parte, el consejero delegado de Vodafone Group, Vittorio Colao, ha respaldado que se le devuelva a los consumidores la posibilidad de elegir qué deben hacer con sus datos, pero ha incidido en que esto es complicado y será algo más a largo plazo, ya que la situación será diferente en unos años.

En este sentido, ha recalcado que esto supondrá un nuevo modelo en el que el usuario decida tanto qué uso quiere hacer de sus datos como qué publicidad quiere ver para acceder a algunas aplicaciones o informaciones. "Hay que dar al consumidores la posibilidad de elegir que hacer con sus datos en ambos sentidos", ha agregado en declaraciones a los medios.

Asimismo, Colao ha incidido en que cada usuario es diferente y tiene sus propias preocupaciones, por lo que es importante que sean ellos quienes decidan acorde a su vida cuál es el uso quieren hacer de sus datos y su información digital.

Orange reclama más digitalización

El presidente del grupo Orange, Stéphane Richard, por su parte ha alertado de que Europa se está quedando atrás en materia de digitalización en comparación con otras regiones del mundo y ha remarcado que la ausencia de grandes empresas digitales ha hecho que Europa se convierta en "una subsidiaria digital de Estados Unidos".

De hecho, el consejero delegado de Orange ha afirmado que esto se ve reflejado en el hecho de la capitalización bursátil conjunta de Telefónica, Vodafone, Orange y Deutsche Telekom es inferior a la caja que tiene Apple, que si quisiera comprarse las cuatro empresas "podría hacerlo".

Por ello, ha reclamado un "profundo cambio" en las autoridades europeas sobre cómo ven la industria digital, ya que el continente se está quedando atrás con respecto a otras regiones del mundo como Estados Unidos, Japón o China. En concreto, ha abogado por acelerar la inversión en banda ancha, contar con un marco normativo que la incentive y apostar por la innovación.

En este contexto, ha remarcado que lo que Europa se juega con el diseño del Mercado Único Digital no es un conjunto de normas técnicas, sino el futuro de su economía, ya que la transformación digital afecta tanto a toda la industria como a aspectos sociales y de gobernanza, y la identidad europea en el mundo digital.