Publicado: 25.12.2015 17:55 |Actualizado: 25.12.2015 17:55

Telefónica, condenada a abonar 7.500 euros a un cliente al que incluyó en una lista de morosos

El afectado no estaba conforme con las facturas emitidas por la empresa de telefonía, que sumaban más de 500 euros, y presentó una solicitud de arbitraje de consumo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
El logo de Telefonica, en su sede en Las Tablas, en la zona norte de Madrid. REUTERS/Juan Medina

El logo de Telefonica, en su sede en Las Tablas, en la zona norte de Madrid. REUTERS/Juan Medina

MADRID.- El Tribunal Supremo ha confirmado que Telefónica Móviles España y dos empresas de registros de morosos tendrán que abonar 7.500 euros de indemnización por intromisión ilegítima en el derecho al honor a un cliente de telefonía móvil al que incluyeron en un listado de este tipo.

El afectado no estaba conforme con las facturas emitidas por la empresa de telefonía, que sumaban más de 500 euros, y presentó una solicitud de arbitraje de consumo. Se quejaba en su reclamación de que Telefónica no le ofrecía la cobertura prometida y que le había cambiado del sistema de contrato al de tarjeta sin que él lo hubiera pedido, según relata la sentencia del TS.

Tras abrir este proceso de arbitraje remitió una carta certificada a la compañía en la que indicaba que no iba a pagar la factura. A pesar de que el procedimiento estaba abierto Telefónica comunicó los datos personales del cliente a los ficheros de datos de carácter personal sobre solvencia patrimonial gestionados por Experian Bureau de Crédito y Equifax Ibérica, conocidos como Asnef y Badexcug, atribuyéndole una deuda de 762 euros.



La Junta Arbitral de Consumo redujo finalmente esta cantidad a 613 euros. "Los datos personales del demandante fueron comunicados a diversas entidades crediticias que solicitaron información sobre su solvencia", dice la resolución.

La Sala de lo Civil del alto tribunal ha tenido en cuenta que no basta con que los datos personales comunicados al fichero sean "ciertos y exactos" sino que deben ser "determinantes para enjuiciar la solvencia económica de los interesados".

Aclara que, además, si la deuda está siendo objeto de controversia y está sometida a decisión judicial o arbitral, "su falta de pago no es indicativa insolvencia". En opinión del Supremo, sólo pueden ser incluidos en estos ficheros aquellos deudores que no puedan o no quieran, de modo no justificado, pagar sus deudas pero no "aquellos que están discutiendo con el acreedor la existencia y cuantía de ésta.