Público
Público

Telefónica gana 2.745 millones en 2015, un 8,5% menos, por las provisiones para el plan de bajas

Los ingresos del ejercicio entero ascendieron 47.219 millones de euros, un 4 % más que en 2014 en términos orgánicos, destacando el comportamiento de Telefónica Hispanoamérica

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

El logo de Telefónica en lo alto del edificio de su sede en Barcelona. REUTERS/Albert Gea

MADRID, 26 feb (Reuters) - La multinacional española Telefónica quiere volver a mejorar sus ingresos en 2016 tras un duro 2015 en el que, aunque mejoró la parte alta de las cuentas, el resultado bruto (Oibda) y el beneficio sufrieron fuertes provisiones por el plan de bajas incentivadas y los fondos destinados a financiar a la Fundación Telefónica.

En total, Telefónica ha provisionado 3.500 millones de euros en 2015, principalmente para cubrir las necesidades de reestructuración en España, lo que ha dañado el Oibda del cuarto trimestre situándolo en 401 millones de euros. En el conjunto del año, el resultado bruto de explotación sube un 3,6% en datos orgánicos a 11.414 millones, mientras los ingresos se sitúan en 47.219 millones. El beneficio bajó un 8,5% a 2.745 millones.

Para el ejercicio en curso, el grupo también quiere mantener los márgenes, que se han visto golpeados duramente en España, donde han caído 28,3 puntos hasta el 18,8% consecuencia de la integración de DTS. El margen es del 24,2% a nivel global.

"Esperamos (...) mejoras en las principales cifras financieras; un crecimiento de los ingresos superior al 4%, estabilización de los márgenes, mientras mantenemos los fuertes niveles de inversión, recuperamos el pago total del dividendo en efectivo (75 céntimos por acción) y fortalecemos la flexibilidad financiera", dijo el presidente, César Alierta en una nota.

Durante la conferencia con analistas, Alierta dijo que el dividendo de 0,75 euros en efectivo está "totalmente asegurado" para los próximos 5 ó 10 años, frente las opiniones de algunos analistas, como Mirabaud, que lo ven insostenible.

Telefónica necesita cerrar la venta de O2 en Reino Unido solo pendiente del plácet regulatorio para reducir su deuda de 50.000 millones de euros. Aunque la empresa se mostró totalmente confiada en lograrlo, los directivos de la sociedad dijeron que han presentado alternativas a las agencias de rating para preservar la calificación en caso de que la venta se caiga.

Telefónica tiene ante si el reto de sacar partido financiero a las fuertes inversiones en derechos deportivos realizadas en España mientras los ingresos crecen al calor de la recuperación del consumo y de la economía. En el exterior, el objetivo será rentabilizar el mercado brasileño, atacado por la recesión del país y combatir el efecto divisa en Latinoamérica.

"Aunque la vuelta al crecimiento en España se confirma en lo alto de la tabla, creemos que las perspectivas de Ebitda y de caja podrían haber sido sobrestimadas, lo que junto con la debilidad de las monedas en LatAm nos lleva a pensar que hay riesgo de revisar la meta de ingresos", dijo Mirabaud en una nota a clientes.

Dos personas pasan bajo el logo de Telefónica en la sede de la operadora en el distrito de Las Tablas de Madrid. REUTERS/Juan Medina

Tras saltar la víspera más de un cinco por ciento, las acciones de la operadora tomaban beneficios y caían a media sesión casi un tres por ciento en un mercado alcista. El mercado también está atento a la evolución del negocio de infraestructuras que Telefónica espera sacar a bolsa o vender parcialmente durante este ejercicio.

Ángel Vila, director financiero de Telefónica, dijo que Telefónica utilizará los fondos que capte de esta operación para reforzar el balance y la inversión.