Publicado: 18.05.2015 19:43 |Actualizado: 18.05.2015 19:43

Telefónica permitirá a los clientes elegir entre pagar el exceso de datos o reducir velocidad

Los usuarios podrán pagar 1,5 céntimos por cada mega adicional consumido o navegar a una velocidad más reducida sin ningún cobro añadido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El reflejo de un viandante en el cristal del escaparate de una tienda de Telefónica en la sede de la Gran Vía madrileña. REUTERS/Sergio Perez

El reflejo de un viandante en el cristal del escaparate de una tienda de Telefónica en la sede de la Gran Vía madrileña. REUTERS/Sergio Perez

MADRID.- Telefónica ha decidido finalmente permitir a sus clientes (tanto actuales como a las nuevas altas o cambios de tarifa) elegir entre pagar más cuando rebasan los límites de megas incluidos en su tarifa para mantener su velocidad de navegación o seguir accediendo a Internet sin pagar nada más pero con una velocidad más reducida.

La firma ha decidido así dar marcha atrás en su decisión de implantar la modalidad de "pago por uso", con su servicio Más Megas, si dar opción a los nuevos clientes a desactivarla, y se mantiene en la línea de Vodafone y Orange, que permiten a sus clientes elegir.

Con este nuevo giro en su política por cobro por exceso, los usuarios de Telefónica podrán pagar 1,5 céntimos por cada mega adicional consumido o desactivar esta opción y navegar a una velocidad más reducida de 16 Kbps de bajada y 8 Kbps de subida sin ningún cobro adicional.



En caso de que los clientes opten por navegar a máxima velocidad, una vez consumida la tarifa de datos incluida en los productos Fusión TV, con 500 megas para las ofertas más económicas o 2 GB de datos para las de mayores prestaciones, el usuario pagará 1,5 céntimos cada mega consumido hasta 500 MB adicionales (7,5 euros) y, una vez superado, el cliente podrá seguir navegando a velocidad reducida sin coste adicional.

Esta opción se extiende además a los clientes de los contratos de móvil Vive, que incluyen 1 GB, 1,5 GB, 2,5 GB y 5 GB, por 12, 25, 33 y 24 euros al mes respectivamente.

Algunos OMVs ya cobran por exceso de datos, como Pepehone, cuya facturación es por consumo, sin bloques, con un precio por cada MB adicional de 3,63 céntimos de euro, o Másmóvil, que cobra esta misma cantidad por MB adicional y permite contratar un bono de bajada de velocidad por 1,21 euros al mes para cualquiera de las tarifas. Jazztel, por su parte, baja la velocidad a 64 Kbps aunque el cliente puede contratar bonos.

Las otras operadores

Vodafone decidió en febrero empezar a cobrar 'por defecto' a los nuevos clientes o aquellos que cambien de tarifa el exceso de consumo de datos con un precio por bloque de 2 euros por cada 200 MB. Si bien el usuario tiene en caso de este operador la opción de desactivar el servicio y reducir su velocidad de navegación a 32 Kbps cuando alcance el límite contratado.

En el caso de Orange, la compañía reduce la velocidad a 32 kbps cuando se supera el limite de datos incluidos en la tarifa aunque el cliente, si lo desea, puede contratar 100 MB pagando un euro adicional.

Por su parte, Yoigo no corta los datos al sobrepasar el volumen contratado, ni tampoco cobra el exceso. El cuarto operador con red propia opta por reducir la velocidad y tanto en las tarifas de contrato, de tarjeta y de Fusión a lo Yoigo, una vez superado el volumen contratado, se reduce la velocidad hasta los 128 Kbps, explican desde la compañía.