Público
Público

Telefónica Seis años como moroso por una deuda falsa de 800 euros con Telefónica

La multinacional acusó a Joaquín Flores de una deuda falsa por la compra de un móvil que no era suyo. El expediente sancionador de la Agencia de Protección ha obligado a la empresa a pagar 48.000 euros de multa

Publicidad
Media: 3.92
Votos: 12
Comentarios:

Tienda de Movistar en Madrid /TELEFÓNICA

Joaquín Flores descubrió al acudir a un gran hipermercado para la compra de un televisor que llevaba casi tres años en dos registros de morosos y que era víctima de un fraude por equivocación. Tenía a su cargo casi 800 euros de deuda por una compra de móvil a Telefónica. El afectado reclama que nunca había realizado aquella compra y que el número de teléfono no era suyo. “Señorita, ¿qué problema hay para comprar el televisor?”, preguntaba este sevillano de 61 años a la dependienta, después de casi una hora mirando con ella la operación de la financiera. Flores lleva toda la vida trabajando en una empresa de mensajería como administrativo. A raíz de la llegada de la crisis, comenzó a trabajar como vigilante de seguridad los últimos años de su vida laboral con un sueldo que ronda los mil euros. “Discúlpeme pero está usted en el registro de morosos y es inviable realizar cualquier operación financiera”. Joaquín no sabía a qué se refería aquella deuda cuando no tenía pagos pendientes de ningún tipo, y menos que llegaran a esa gravedad.

Días más tarde, Flores acude a otro hipermercado probando suerte y creyendo que aquel registro estaba equivocado. “En el otro hipermercado la respuesta fue mucho peor. Intenté comprar mi electrodoméstico a plazos con mi nómina de aval y me trataron de muy malas maneras. Tenían también esa lista”. Hasta el año 2014 no tuvo constancia de estar en dos ficheros de solvencia patrimonial a cargo de una deuda con Telefónica. Tras las primeras averiguaciones con un abogado, Flores identifica su nombre en dos ficheros de morosos, Asnef y Badexcug, por una supuesta deuda de 766,38 euros a favor de Telefónica Móviles. “Los trámites con el abogado no sirvieron para nada. Sólo me enteré de que la deuda venía de una compra falsa de un móvil en Madrid a la compañía sin haber abonado posteriormente la cantidad”, aclara el afectado a Público. Los intentos fallidos de contacto con la Agencia Española de Proyección de Datos (AEPD) llevaron a Flores a darse de alta en la asociación de consumidores Facua para buscar una solución.

Joaquín Flores denunció a Telefónica ante la AEPD.

Desde Facua destacan a Público que Joaquín “no sólo no había sido titular de la línea en ningún momento, sino que la empresa, con la que tenía contratadas una línea de teléfono móvil y otra fija, nunca le había reclamado el pago de la supuesta deuda generada por el uso de una línea que no contrató". A pesar de ello, Telefónica Móviles no dudó en incluirlo en los registros de morosos”. Facua emprendió medidas legales para intentar que la AEPD abriera expediente a Telefónica con el fin de que estas acciones no se cometieran. Y es que Joaquín lleva casi seis años en este fichero que no le permite financiar ni avalar ninguna operación. “No puedo ayudar a mis hijos si quieren comprar algo, tengo que pagar todo al contado y realmente es muy injusto verte en esta situación por un error de una multinacional”.

Al preguntar al gabinete de atención a ciudadano de la AEPD la información sobre el afectado apuntan un dato revelador: sólo en el año 2016 “la inserción indebida en ficheros de morosidad junto a la contratación irregular concentró más del 65% de las sanciones impuestas por la Agencia”. El volumen de reclamaciones y denuncias ha sido bastante elevado. Durante 2016 tuvieron 10.523 denuncias y reclamaciones de tutela de derechos (7.935 denuncias y 2.588 reclamaciones). De ellas, más de la mitad suponen un registro falso en un fichero indebido de morosidad, donde el afectado “se encuentra totalmente desprotegido”.

Joaquín lleva un año y medio de reclamación ante las diferentes administraciones para defender sus derechos como ciudadano y consumidor y por la falta de transparencia de estos datos. Por ello, la primera recomendación de Facua fue presentar una denuncia ante la Policía. “Allí me dijeron que estos casos eran muy habituales y que la gente no los reclamaba por la falta de resultados que tenían”. Flores añadía en su declaración que el número de teléfono que había generado la supuesta deuda estaba contratado a su nombre, pero en un domicilio de Madrid, donde el afectado nunca ha residido.

Multa a Telefónica de 48.000 euros

Joaquín presentó, ya en representación de Facua, una reclamación ante la compañía. Ante la falta de respuesta, denunció a Telefónica Móviles ante la Agencia Española de Protección de Datos, que abrió un expediente contra la operadora. “Llevamos los papeles ante el Defensor del Pueblo, que fue el único que permitió que el expediente se tramitara ante la falta de respuesta a mi caso directamente”, añade Joaquín. El documento al que ha tenido acceso Público revela cómo la Defensora de Pueblo, Soledad Becerril, tramitó la denuncia ante la Agencia “por el uso de datos personales de un particular sin su consentimiento y vinculados a una línea telefónica que nunca había contratado”.

Con fecha de 10 de marzo de 2017, la compañía Telefónica Móviles ha abonado la multa impuesta por la AEPD a través del expediente abierto por parte del organismo del Defensor del Pueblo. “Dos multas de cuarenta mil euros no es nada para una gran empresa y a mi nadie me quita este trago de llevarme una vergüenza por un error de casi seis años”, aclara Flores. Finalmente la compañía ha abonado las sanciones aplicando las bonificaciones previstas legalmente, que reducen la multa a 48.000 euros.

Flores sólo espera que su caso se termine de resolver con un pago por parte de la multinacional por daños y perjuicios. “No podemos permitir que jueguen con nuestros datos personales y que nos humillen en los hipermercados sin saber que eres un moroso. Yo merezco un pago por haberme visto envuelto en una deuda ficticia tantos años”. Actualmente, el afectado no ha recibido ningún tipo de disculpa por parte de la compañía de telecomunicaciones. Tampoco conoce si su nombre sigue en los dos ficheros de morosidad. “Dice que tardan un tiempo en quitarte de esas listas negras y que encima ni lo notifican”, aclara. Por su parte Flores sólo espera solventar la última parte de la reclamación y recibir alguna compensación económica por esta injusticia.