Publicado: 29.10.2015 17:05 |Actualizado: 29.10.2015 17:05

Telefónica y los sindicatos negocian un plan de bajas incentivadas incluido en el nuevo convenio

La fórmula tendría carácter universal y voluntario para empleados a partir de los 53 años a cambio de una reducción de entere el 68% y el 70% del sueldo, meintras la empresa costearía la Seguridad Social y la pensión quedaría íntegra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El logo de Telefónica en la sede de la operadora española en el distrito de Las Tablas, en Madrid. REUTERS/Juan Medina

El logo de Telefónica en la sede de la operadora española en el distrito de Las Tablas, en Madrid. REUTERS/Juan Medina

MADRID.  Telefónica y los sindicatos abordarán en el marco de las negociaciones para el nuevo convenio colectivo un plan de suspensión individual de la relación laboral que pueda sustituir a fórmulas como el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), según han informado fuentes sindicales.

Esta fórmula, con carácter "voluntario y universal", estaría abierta a empleados a partir de 53 años que se puedan acoger a estas bajas voluntarias a cambio de reducir su salario. La empresa mientras tanto seguiría costeando la Seguridad Social del trabajador.



La propuesta inicial de la empresa incluye que el trabajador percibiría el 68% del salario regulado. Los sindicatos consideran no obstante que, teniendo en cuenta que la empresa no debería costear el paro, este porcentaje debería subir, al menos, hasta el 70% del salario.

De acuerdo con El Confidencial, que adelanta este jueves la información, este plan implicará el pago de todos los costes por parte de Telefónica, incluyendo los derivados de los planes de pensiones, seguros de salud y otras garantías laborales que serán devengadas por el trabajador durante su periodo de baja.

"El trabajador percibirá integra su pensión de jubilación", explican

"La diferencia con el ERE es, por una parte su carácter social, ya que no hay impacto en las arcas del Estado, ya que no hay despido, ni paro, y, por otra, que el trabajador percibirá integra su pensión de jubilación", han explicado.

Para los sindicatos, es más "ventajoso" que el ERE ya que, si bien el desembolso de la empresa es similar, para el empleado el proceso arranca "neutro" y va mejorando con el tiempo. Además, al no tratarse de una extinción de contrato, los empleados acogidos a esta fórmula podrán volver a incorporarse a su actividad tanto a petición propia como de la empresa.

Voluntario y universal

Fuentes sindicales han explicado que en España una empresa que dispone de un programa similar es Endesa, con la diferencia de que en la empresa energética se trata de un plan selectivo para ciertos empleados y Telefónica propone un programa "voluntario y universal".

Este plan se propone como una cláusula más del convenio colectivo, que se espera que tenga una vigencia de tres años. El comité intercentros de Telefónica aprobó en julio llevar a cabo la negociación de un convenio único para las tres empresas del grupo en el país: Telefónica de España SAU, Telefónica Móviles y Telefónica Soluciones.

Convenio antes de fin de año

Este convenio único afectará a cerca de 28.000 trabajadores, ya que actualmente Telefónica España emplea al grueso de la plantilla con cerca de 21.000 trabajadores, Móviles cuenta con unos 6.000 empleados y otros 1.000 trabajan en Soluciones.

La primera reunión de la negociación del Convenio Colectivo de Empresas Vinculadas (CEV) se celebró el pasado 8 de julio. Este nuevo convenio busca equiparar las condiciones de los empleados de la división de Móviles y Soluciones a las condiciones del convenio de Telefónica España y, a su vez, que éste mantenga las condiciones de empleo y laborales, y mejore las sociales, con el consiguiente incremento del poder adquisitivo.

Por esta razón, la negociación del convenio de empresas vinculadas tendrá como referencia el convenio colectivo y la normativa laboral de Telefónica de España, que es la empresa que mejores condiciones ofrece a la plantilla.

En cuanto a las reivindicaciones, además de evitar nuevos EREs, los sindicatos buscan ante todo la garantía de empleo en la residencia laboral, el aumento del poder adquisitivo, la ampliación de los avances obtenidos en materia de conciliación familiar e igualdad, reducción de jornada laboral y turnos, potenciación del teletrabajo y la mejora de la asistencia sanitaria complementaria.