Publicado: 14.11.2016 14:36 |Actualizado: 14.11.2016 17:35

El telemárketing vuelve a la huelga
y llevará sus reivindicaciones al Parlamento Europeo

Los sindicatos acuerdan otro paro para el 28 de noviembre por el “inmovilismo” de la patronal en la negociación de un nuevo convenio. UGT, en solitario, convoca una macrohuelga durante el puente de la Constitución

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6
Comentarios:
Trabajadores de un Contact Center.- ARCHIVO

Trabajadores de un Contact Center.- ARCHIVO

@JairoExtre

MADRID.- Después de 23 meses sin convenio colectivo, varias movilizaciones y una huelga que los sindicatos consideran exitosa, los teleoperadores que forman el sector del Contact Center, o mejor dicho, las teleoperadoras, porque la gran mayoría de las plantillas está formada por mujeres, volverán a colgar sus cascos el 28 de noviembre.

Los sindicatos CCOO, UGT, CGT y CiG han convocado una nueva jornada de huelga a los cerca de 80.000 trabajadores del sector contra la precariedad a la que la patronal Asociación de Contact Center Española (ACE), perteneciente a la CEOE, lleva sometiéndoles desde que finalizó el último convenio colectivo que firmaron en diciembre de 2014.



UGT pretende ir más allá y ha convocado, sin acuerdo con otras organizaciones, una macrohuelga que pretende causar estragos durante el largo puente de la Constitución, con paros de 24 horas desde el 5 al 11 de diciembre. Otros sindicatos consultados por Público aseguran la iniciativa de UGT es quizás precipitada ya que, teniendo en cuenta los bajos salarios de los teleoperadores, significaría quedarse prácticamente sin nómina ese mes, por lo que el seguimiento del paro quedaría en entredicho. No obstante, puntualizan las mismas fuentes, no critican la iniciativa, que según UGT, trata de “visualizar la importancia que tiene este sector que, sin embargo, es menospreciado por las grandes compañías de los principales sectores económicos de nuestro país: banca, telefonía, transportes de viajeros, energéticas, seguros, etc”.

Tras el paro del pasado octubre, con el que lograron que los servicios de atención al cliente de las grandes empresas del Estado y de los servicios de atención al ciudadano se colapsaran durante horas, la ACE acudió a la reunión prevista para el 20 de octubre con las mismas posiciones que los sindicatos ya habían rechazado anteriormente, según fuentes sindicales.

Mejoras salariales

Los trabajadores no aceptan la contención salarial que pretende imponer la patronal en un sector donde los sueldos llegan a duras penas a los 800 euros mensuales, la mayoría de las contrataciones se realizan a tiempo parcial de forma involuntaria y no se respeta la subrogación de los trabajadores cuando su empresa cambia de cliente. Al mismo tiempo, los sueldos permanecen congelados desde que caducó el anterior convenio, por lo que el poder adquisitivo de los trabajadores no ha hecho más que reducirse durante estos años.

“El motivo de la huelga es el absoluto bloqueo a las propuestas de la parte social en la negociación del VI Convenio, así como la pretensión de una congelación salarial en 2015 y una raquítica subida salarial del 0,7% durante los próximos años”, explica CGT en un comunicado. A esta reivindicación hay que sumar una sentencia del Tribunal Supremo por la que, según los sindicatos, la patronal aún adeuda a cerca de 25.000 trabajadores incentivos pactados en convenio y que no se calcularon de acuerdo a las normas.

Denuncia en el Parlamento Europeo

Al mismo tiempo, los sindicatos denuncian que varias cláusulas del convenio que sigue funcionando en ultraactividad, y que la patronal se niega a modificar, atentan contra la normativa comunitaria. Por ello, una delegación de 26 representantes de CGT en el sector de todo el país serán recibidos en Bruselas por varios eurodiputados de Podemos, Izquierda Unida y el PSOE.

La intención es exponer en el Parlamento Europeo la precaria situación en la que se encuentran los trabajadores y las ilegalidades en las que, a su juicio, incurre la patronal. Al mismo tiempo, la sentencia del TJUE que obliga a equiparar las indemnizaciones por despido de trabajadores temporales a las de los indefinidos da más razones a los sindicatos del Contact Center para avanzar en la denuncia y la movilización, explican. Está previsto que varios eurodiputados formulen una pregunta a la Comisión Europea sobre la precariedad en el sector y sobre el incumplimiento de la normativa europea en el convenio.