Público
Público

El temor al Brexit hace que los inversores se refugien en el bono alemán que entra en negativo

El interés del 'bund', que sirve de referencia para medir la prima de riesgo,  se coloca por debajo del 0% por primera vez en su historia. Las bolsas europeas caen por quinto día consecutivo hasta un nuevo mínimo de tres meses.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Vista del panel informativo de la bolsa de la Bolsa de Fráncfort. REUTERS

LONDRES / BERLÍN.- La rentabilidad ofrecida en los mercados secundarios por el bono alemán con vencimiento a diez años, conocido como el bund, ha llegado a caer este martes hasta el -0,003%, situándose así por primera vez en terreno negativo ante el aumento de la incertidumbre en el Viejo Continente, a menos de diez días de celebrarse en Reino Unido el referéndum sobre la permanencia británica en la Unión Europea.

El bund es un activo considerado como refugio para los inversores ante la incertidumbre que está provocando el Brexit, y ante el temor de que la Reserva Federal de EEUU acuerde esta semana una subida de los tipos de interés. No obstante, los analistas apuntan que la incertidumbre general está haciendo cada vez más improbable que la Fed decida subir los tipos como se preveía.

Las últimas encuestas en Reino Unido apuntan que los partidarios de abandonar el bloque superan levemente a quienes prefieren seguir perteneciendo a la UE. El nerviosismo por el Brexit ha sido el desencadenante para que el bono alemán pase a rendimientos negativos. La libra se debilitaba un 1 por ciento frente al dólar el martes.

Las bolsas europeas caían por quinta sesión consecutiva hasta un nuevo mínimo de tres meses, lastradas por las materias primas, con los inversores nerviosos ante la reunión de la Reserva Federal de EEUU y el referéndum británico.

El rendimiento negativo del bono alemán a 10 años se une a un club global de bonos soberanos con rendimientos por debajo de cero por valor de más de 10 billones de dólares.

El bono alemán a diez años, la referencia para el resto de la deuda europea (sirve, entre otras cosas, para determinar la llamada prima de riesgo, el sobreprecio que ofrecen el resto de los títulos europeos a los inversores), había iniciado la sesión en el 0,017%, tras situarse en el 0,056% el pasado 8 de junio, fecha que marcó el comienzo de las compras de deuda corporativa por parte del Banco Central Europeo (BCE). La rentabilidad del bono de Alemania con vencimiento a diez años había cerrado 2015 en el 0,634%.

La deuda alemana con un período de maduración menor a los diez años llevaba ya meses en terreno negativo y los bonos de otros países también está marcando en la actualidad mínimos históricos, como la de Japón y la de Reino Unido. El Banco Central Europeo (BCE), dentro de su programa de compra de activos, puede adquirir deuda hasta que esta se sitúe en un menos 0,4%.

La caída de la rentabilidad exigida al bono alemán a diez años ha provocado una ampliación del diferencial con respecto al bono español equivalente, que llegaba a situarse en 153,20 puntos básicos tras cerrar ayer en 148. El interés ofrecido en los mercados secundarios por el bono español a diez años repuntaba hasta el 1,53%, su nivel más elevado desde el pasado 24 de mayo, aunque aún por debajo del 1,732% del cierre de 2015.

DISPLAY CONNECTORS, SL.