Público
Público

Un tribunal de arbitraje rechaza la demanda del socio canadiense de ACS por Castor

Dundee Energy demandó a la empresa de Florentino Pérez por una línea de financiación de 300 millones para el almacén de gas que en su mayor parte se destinó a devolver otros préstamos anteriores de la constructora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La plataforma del almacén de gas Castor, frente al Delta del Ebro. AFP/Lluis Gene

El tribunal de la Cámara de Comercio Internacional de París rechazó el lunes una demanda de arbitraje de la canadiense Dundee Energy contra la constructora española ACS, relacionada con una inyección de capital en la sociedad que tenía la concesión del malogrado almacén de gas Castor en la costa mediterránea. La empresa canadiense era la socia de la compañía de Florentino Pérez en Escal, la sociedad que gestionaba el proyecto de Castor (ACS tenía el 67% y Dundee, el 33%).

"La decisión la tomó una mayoría del tribunal de tres personas, con una de ellas emitiendo un opinión disconforme", dijo Dundee el lunes en un escueto comunicado. "El consejo está revisando la decisión para determinar qué pasos tomar".

Según consta en su página web, Dundee interpuso la demanda en 2015 a través de su filial CLP (Castor UGS Limited Parnership) y en ella denunciaba una línea de financiación de 300 millones de euros que ACS pidió para Escal, la sociedad conjunta que explotaba Castor, a finales de 2014 y que en su mayor parte se destinó a devolver otros préstamos anteriores de ACS, el socio mayoritario.

Para Dundee esto no sólo iba contra los intereses de la sociedad conjunta Escal, sino que también obviaba los derechos de propiedad de CLP en esta sociedad.

Escal renunció al almacén subterráneo en 2015 tras llevar paralizado casi dos años a raíz de los centenares de microterremotos que afectaron las costas de Tarragona y Valencia en septiembre de 2013.

A finales de 2014, los concesionarios de la infraestructura fueron indemnizados por el entonces Ministerio de Industria con 1.350 millones de euros, compensación que sirvió para devolver la financiación del proyecto y que se cargó a la factura del gas de todos los españoles.

El fiasco del Castor, actualmente hibernado bajo la supervisión del gestor de la red gasista Enagás, ha provocado también causas judiciales en España relacionadas con la adjudicación del proyecto.