Público
Público

Twitter Ley Mordaza en las empresas: castigan a una delegada sindical por mensajes en Twitter

Una compañía de telemarketing sancionó a una trabajadora con 45 días sin empleo ni sueldo por criticar las condiciones laborales. El caso llega este martes a los tribunales.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:

Concentración en apoyo a la sindicalista sancionada.

María Solaetxe lleva publicados más de cuatro mil mensajes en su cuenta de Twitter. Muchos han sido retuiteados por sus compañeras y compañeros del sindicato ELA, mayoritario en Euskadi. Lo que esta delegada sindical jamás imaginó es que dos de esos tuits se acabarían convirtiendo en una sanción de 45 días sin empleo ni sueldo. El escándalo saltó de las redes a la calle y ahora llegará a los tribunales: este martes, el Juzgado de lo Social de Bilbao será el escenario donde se dirimirá este polémico caso de ley Mordaza en un centro de trabajo.

Todo empezó hace exactamente un año en bZERO, una empresa de telemarketing con sede en Bilbao que tiene entre sus principales clientes a la cadena de supermercados Eroski. En los días previos a las pasadas Navidades, la dirección comunicó a las trabajadoras –unas setenta contratadas directamente por la empresa y otras 15 a través de ETT, en ambos casos mayoritariamente mujeres- que Eroski sortearía dos lotes navideños entre toda la plantilla. “Cada cesta tenía un valor de entre 14 y 15 euros. Nos dijeron que era un regalo por nuestro trabajo, cuando en realidad enfrentamos condiciones laborales deplorables, con sueldos de 800 euros mensuales”, dice Solaetxe a Público en las horas previas al juicio de este martes.

Los mensajes que derivaron en las sanciones de la empresa siguen disponibles en su cuenta de Twitter. A las 16.48 del 23 de diciembre, la delegada sindical de ELA en bZERO escribió en euskera: “bZERO Marketing, cuyo mayor cliente es Eroski, nos ha ofrecido dos lotes a sortear entre 80 trabajadoras! Dais asco!”. Dos minutos más tarde publicó un nuevo tuit: “No queremos vuestras limosnas, sino condiciones de trabajo dignas!!!”.

Justo dos meses después, la empresa le abrió un expediente disciplinario por una “falta muy grave” a raíz de sus mensajes. “Me comunicaron que la sanción era de un mes y medio sin empleo ni sueldo, que cumplí del 1 de marzo al 15 de abril”, relató Solaetxe, quien aseguró además que este castigo “había sido solicitado a bZERO por Eroski, su cliente principal, que por lo visto cree que tiene el derecho a limitar la libertad de acción sindical de una delegada de una empresa subcontratada”.

"Flagrante vulneración"

En ese contexto, ELA interpuso una denuncia ante el Juzgado de lo Social de Bilbao, que este martes deberá tomar cartas en el asunto. Para este sindicato, se trata de una “grave y flagrante vulneración del derecho a la libertad sindical”. Lo mismo defiende Solaetxe. “Soy representante sindical y, por tanto, estoy legitimada para hacer críticas en torno a las condiciones laborales que estamos sufriendo”, subrayó.

Coincidiendo con este juicio, el sindicato vasco ha convocado una concentración que se realizará fuera del Juzgado de Bilbao a partir de las 10.30 horas. A esa misma hora, la trabajadora sancionada por dos mensajes en Twitter relatará los hechos ante un juez.

DISPLAY CONNECTORS, SL.