Publicado: 08.03.2016 17:00 |Actualizado: 08.03.2016 21:42

La UE obligará a las multinacionales
a revelar más datos sobre sus ingresos

Los 28  intercambiarán información fiscal de las grandes compañías a partir de una nueva normativa que entrará en vigor en verano. La evasión de impuestos de estas empresas alcanza los 70.000 millones de euros. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, presenta las previsiones económicas de invierno de la UE durante una rueda de prensa en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica 4 de febrero de 2016. REUTERS / Yves Herma

Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros de la UE. REUTERS / Yves Herman

BRUSELAS.— Los países de la Unión Europea intercambiarán información fiscal de compañías multinacionales a partir de una nueva normativa respaldada el martes por los ministros de Finanzas de la UE dirigida a impedir que grandes empresas eludan pagar lo que les corresponde a las arcas estatales.

Las normas, que deben entrar en vigor a finales de este año, responden a la creciente preocupación por la evasión de impuestos corporativos, que cuesta a los erarios públicos de la UE 70.000 millones de euros al año, según una estimación del Parlamento Europeo.



"Hoy hemos alcanzado un acuerdo político sobre cooperación entre administraciones tributarias", dijo el ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, que presidió la reunión de ministros de la UE en Bruselas.

Las nuevas normas obligarán a las grandes empresas a revelar datos sobre ingresos, beneficios e impuestos a las administraciones de todos los países de la UE en los que operan. Esos datos a continuación serán intercambiados entre los 28 estados de la UE.

El acuerdo de la UE va más allá de las directrices internacionales conocidas como anti-BEPS (Erosión de la Base Tributaria y Deslocalización de Beneficios), acordados por el G-20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Dichas directrices no obligan a filiales de países extranjeros a revelar los datos fiscales de su grupo matriz, mientras que las normas de la UE afectarán a las multinacionales extranjeras que tienen filiales en la Unión Europea, dijeron responsables de la UE.

Debido a las preocupaciones expresadas por Alemania y otros estados europeos de que las medidas podrían ahuyentar a los inversores extranjeros, las nuevas normas sólo serán obligatorias para las empresas extranjeras a partir de 2017.

Se prevé que las normas se adopten formalmente en junio, dijo Dijsselbloem, y necesitarán aprobación unánime de los 28 estados de la UE.

A pesar de los recelos de algunos gobiernos de la UE, el comisario europeo Pierre Moscovici está considerando proponer en las próximas semanas cláusulas más atrevidas para que los datos del impuesto de sociedades estén a disposición del público, y no sólo de las administraciones estatales.