Público
Público

La UE teme que la morosidad de la banca se eleve cuando el BCE reduzca sus estímulos

El volumen de créditos dudosos en los bancos europeos alcanza el billón de euros, con Italia a la cabeza. El Ecofin examinará la situación del sector en una reunión en abril en Malta

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El presidente del BCE, Mario Draghi, en la sede de la entidad, a su llegada a una de las ruedas de prensa mensuales tras la reunión del Consejo de Gobierno, en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Los bancos de la Unión Europea podrían enfrentarse a un mayor riesgo de préstamos morosos por un total de 1 billón de euros cuando el Banco Central Europeo reduzca su programa de estímulos económicos, según documentos internos de la UE.

Los bancos han soportado más de los llamados préstamos dudosos después de la crisis financiera global de 2008, cuando las compañías y los hogares sufrían dificultades para pagar sus deudas. Esto ha mermado su capacidad para conceder nuevos préstamos.

Aunque el problema es más agudo en países como Grecia e Italia, que ha experimentado una prolongada crisis económica, tiene "una dimensión europea" con posibles efectos colaterales, según un informe de representantes de países de la UE y reguladores.

Y el riesgo que suponen estos préstamos a todo el sistema bancario de la UE podría incrementarse "cuando las condiciones monetarias se vuelvan menos flexibles", dijo un documento que acompañaba al informe.

El BCE tiene previsto recortar sus compras de deuda, que ha usado para estimular el crecimiento económico, en un cuarto, a 60.000 millones de euros al mes a partir de abril. Aunque continuará su programa al menos hasta final del año, también está preparando el terreno para una retirada gradual de sus medidas de estímulo agresivas, dijeron fuentes.

Los países de la UE con las tasas más altas de morosidad han vuelto a crecer desde que el BCE lanzó su programa de estímulos en 2014, pero aún no está claro qué pasará cuando esto acabe.

Aunque los bancos probablemente se beneficien de tipos de interés más altos, que mejoran el margen que consiguen con sus préstamos, esto podría ser contrarrestado por los efectos de otra ralentización económica.

El informe será debatido en una reunión de los ministros de Finanzas de la UE en Malta el 7 y 8 de abril sobre cómo lidiar con el asunto de los préstamos dudosos y se espera una versión más detallada en primavera.

Préstamos morosos de Italia

Alemania, la mayor economía de la UE, se ha opuesto a las soluciones de la UE para el asunto, argumentando que sólo es un problema en algunos países y depende de ellos resolverlo. Los bancos alemanes sólo tienen un 2,6% de los préstamos clasificados como morosos, mientras que Grecia y Chipre tienen casi la mitad de todos los préstamos difíciles de recuperar, según los últimos datos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

En términos absolutos, más de un cuarto de todos los préstamos morosos de la UE están en bancos italianos, con Banca Monte dei Paschi di Siena , que está negociando los términos de un rescate de miles de millones de euros con reguladores de la UE, contando con la mayor proporción de los préstamos morosos en comparación con su capital. Los bancos griegos están siendo presionados para reducir su alta carga de morosidad, dijo una fuente el miércoles.

Los préstamos dudosos de Portugal suponen casi el 20% del total y en Eslovenia e Italia, el ratio está por encima del 16%, frente a una ligera caída de la media europea hasta el 5,4%. En España, la tasa de morosidad de la banca se situó en diciembre en el 9,1% .

Para atajar el problema, la Autoridad Bancaria Europea (EBA, según sus siglas en inglés) propuso en enero crear un banco malo con fondos públicos que adquiera los préstamos dudosos a precios mas altos de lo que el mercado está ahora preparado para pagar. Aunque Alemania no apoyó el plan de la EBA, los documentos de la UE señalaron como una prioridad el desarrollo de un mercado secundario para estos préstamos.

Pero este asunto sigue siendo controvertido y es probable que requiera un compromiso a nivel político, más que a nivel técnico, en la reunión de Malta, dijo a Reuters un responsable de la UE familiarizado con las conversaciones.