Publicado: 28.08.2016 13:34 |Actualizado: 29.08.2016 14:39

Las ventas y el beneficio de El Corte Inglés crecen por la reactivación del consumo y el tirón del turismo

La cifra de negocio del gigante de distribución supera los quince mil millones de euros y las ganancias crecen un 33% gracias a la rebaja de los gastos financieros

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4
Comentarios:
Entrada a un centro comercial de El Corte Inglés.

Entrada a un centro comercial de El Corte Inglés.

MADRID.- La mejoría del consumo en los últimos trimestres y el tirón del turismo han impulsado las cuentas del grupo de distribución El Corte Inglés, que logra mejorar en su último ejercicio tanto las ventas como los beneficios, por primera vez desde el comienzo de la crisis.

De un lado, la cifra de negocios vuelve a superar los quince mil millones de euros después de tres ejercicios por debajo de ese nivel. Concretamente, las ventas en su último ejercicio fiscal, cerrado el 29 de febrero, se han situado en casi 15.220 millones de euros, un 4,3% superior al año precedente.



El aumento de la actividad se refleja en la cifra de visitas a los centros comerciales del grupo de distribución, que el último ejercicio ha llegado hasta los 650 millones, que son 50 millones de visitas más que en el ejercicio precedente. Acompañando el aumento de las ventas, y gracias a la contención de costes, los resultados también han crecido.

El aumento de la actividad se refleja en la cifra de visitas a los centros comerciales del grupo de distribución, que el último ejercicio ha llegado hasta los 650 millones, que son 50 millones de visitas más que en el ejercicio precedente. Acompañando el aumento de las ventas, y gracias a la contención de costes, los resultados también han crecido.

El resultado bruto operativo (o Ebitda, en inglés, esto es, las ganancias antes de antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) se acerca a los mil millones: sube un 10,4% hasta los 912,5 millones. Por su parte, el beneficio neto consolidado alcanza los 158 millones, con un aumento del 33,9% sobre el año anterior.

Los responsables del gigante español de distribución califican de "muy positivo y muy satisfactorio" el último ejercicio. En la junta de accionistas del grupo, celebrada este domingo, el presidente Dimas Gimeno ha destacado que la evolución positiva de prácticamente todas las magnitudes de la cuenta de resultado “permite afirmar que avanzamos a buen ritmo por la senda de la recuperación”.

Las cifras del grupo están, no obstante, muy lejos de las que cosechó antes de la crisis. En el ejercicio de 2007, en el punto más alto de la última fase expansiva de la economía española, las ventas rozaban los 18.000 millones, el Ebitda superaba los 1.300 millones, y el beneficio neto, los 700 millones.

El presidente de El Corte, Dimas Gimeno, a su llegada a la junta general de accionistas del grupo en la que, entre otras cuestiones, se aprobarán las cuentas de la compañía correspondientes al ejercicio 2015. EFE

El presidente de El Corte, Dimas Gimeno, a su llegada a la junta general de accionistas del grupo en la que, entre otras cuestiones, se aprobarán las cuentas de la compañía correspondientes al ejercicio 2015. EFE

Los responsables del grupo de distribución confían alcanzar en un "tiempo razonable" los niveles de rentabilidad previos a la crisis (en el resultado bruto de explotación están más cerca).

No en vano, es también parte de los compromisos adquiridos por la empresa de grandes almacenes con el inversor que entró en el capital de la compañía en otoño pasado, el jeque catarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber al Thani, ahora el tercer accionista del grupo. Uno de esos compromisos para garantizar que la inversión del nuevo accionista no pierde valor es que el Ebitda crezca una media anual del 12% durante tres años; en el ejercicio de 2015, el aumento ha sido del 10,4%, pero los directivos del grupo apuntan que la cifra pactada se trata de una media del periodo y aseguran que acabará cumpliéndose.

La evolución este año del negocio es favorable. Dimas Gimeno, en la junta de accionistas, ha señalado que la primera parte del ejercicio va a finalizar “con unos resultados esperanzadores y desde unas bases sólidas”.

Varias personas entran en un centro de El Corte Inglés el primer día de las rebajas de invierno. EFE

Varias personas entran en un centro de El Corte Inglés el primer día de las rebajas de invierno. EFE

Por líneas de actividad, las tres áreas con mayor aportación a la cifra de negocio del grupo son los grandes almacenes, los hipermercados y la agencia de viajes, que suman el 87,3% del total: los centros de El Corte Ingles vendieron por 9.449,64 millones (un 7,8% más) y lograron un Ebitda de 540,86 millones (un 20,3% más); la enseña de grandes superficies Hipercor alcanzó una facturación de 1.402,21 millones (un 10,7% menos de euros por la reorganización de secciones y departamentos) y un resultado operativo bruto de 82,56 millones (con una mejora del 7,1%); y Viajes El Corte Inglés facturó 2.436,32 millones (un 3,7% superior), con un resultado de 65,23 millones (un 31,2% más).

El resto de líneas de negocio, según su clasificación por cifra de negocio, son las de Tecnologías de la Información (Informática El Corte Inglés, Investrónica y Telecor, en proceso de unificación), con 714,38 millones; las tiendas de proximidad Supercor y Supercor Exprés, con 601,94 millones; la cadena de tiendas de moda y complementos Sfera, con 230,84 millones; el Grupo de Seguros, 189,77 millones; las tiendas de bricolaje Bricor, con 108,78 millones; y Óptica 2000, con 80,91 millones.

Reducción de la deuda en más de mil millones

El grupo de distribución lleva desarrollando en los últimos años un intenso proceso de saneamiento financiero para rebajar las cargas de su deuda. En el ejercicio de 2015 la deuda neta se ha reducido en más de mil cien millones. Concretamente, ha pasado de 4.966 millones a 3.834 millones gracias a la mejora de los resultados y a la entrada del nuevo inversor (se hizo efectiva en septiembre del año pasado) que inyectó mil millones por un 10% del capital.

Del total de la deuda, unos 1.830 millones se tienen con entidades de crédito. Es la deuda más cara y de la que más se está amortizando (un año antes era de 3.089 millones). Aprovechando el buen momento de los mercados financieros, El Corte Inglés está recurriendo a otros instrumentos de financiación; hace un par de años emitió bonos, y en el año 2015 ha realizado una emisión de pagarés por 300 millones.

Los directivos del grupo de distribución han asegurado que el actual nivel de deuda es "razonable”, aunque continuarán con su política de “diversificación de las fuentes de financiación y de mejor de los costes financieros". “El mercado está ahora tremendamente activo y, si vemos buenas oportunidades, actuaremos", subrayan.

En su intervención en la junta de accionistas, el presidente ha destacado que “la reducción de deuda llevada a cabo permitirán que al final del presente año se consiga hasta un 33% de reducción en los costes financieros”